DONALD TRUMP, SOBRE LA SOLUCIÓN DE UNO O DOS ESTADOS: “ESTOY FELIZ CON LO QUE GUSTE MÁS”

miércoles, 15 de febrero de 20170 comentarios

WASHINGTON (15 Febrero 2017).- Ni una cosa, ni la otra. El presidente de EE.UU. no se compromete ante la solución de uno o dos estados para el conflicto Israel y Palestina. Donald Trump afirmó este miércoles que aceptará “una solución de uno o dos Estados”. “Me gustará la que guste más” a israelíes y palestinos, dijo para evitar posicionarse o para salir airoso sin ‘ofender’ a ninguna de las partes. De todos modos, su inconcreción supone un cambio respecto a la política hacia Oriente Medio que ha mantenido EE.UU. durante al menos los últimos 20 años y que establece los dos estados como requisito para un acuerdo de paz.

“Ante una solución de dos Estados y de un Estado, me gustará la que le guste a las dos partes. Puedo vivir con cualquiera de las dos” salidas, dijo Trump durante una conferencia de prensa conjunta con el primer ministro israelí, Beniamín Netanyahu, antes de reunirse con él en la Casa Blanca.
Por otro lado, el mandatario estadounidense pidió a Netanyahu que contenga la expansión de los asentamientos judíos en territorio palestino, una demanda que ya lanzó la Casa Blanca a principios de mes. “Me gustaría que se contuvieran con los asentamientos un poco”. Netanyahu, por su parte, al tiempo que aseguró que está abierto a negociar ese asunto, que ha sido durante años uno de los mayores obstáculos a la paz entre palestinos e israelíes.

Por su parte, Netanyahu aseguró que está abierto a negociar este asunto, que ha sido durante años uno de los mayores obstáculos a la paz entre palestinos e israelíes. No obstante, el primer ministro israelí replicó que no considera que los asentamientos sean “el núcleo del conflicto” y señaló que conversará del tema con Trump para no seguir “chocando”.
El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, y la administración Obama, calificó en diciembre los asentamientos israelíes en Cisjordania y Jerusalén Este de ilegales y de obstáculo para la paz con los palestinos. El líder israelí, sin embargo, ha desoído a la ONU y seguido con la construcción de colonias judías en territorio palestino.

Los palestinos, dijo Trump, “tienen que deshacerse de algo de ese odio” que se les “enseña a una edad muy temprana”. También deben reconocer el derecho de Israel a existir, dijo.

“Nuestra administración está comprometida a trabajar con Israel y nuestros aliados comunes en la región hacia una mayor seguridad y estabilidad”, dijo Trump. “Esto incluye trabajar en un acuerdo de paz entre Israel y los palestinos.

Netanyahu está tratando de recalibrar sus lazos con el máximo aliado de Israel después de ocho años de enfrentamientos de alto perfil con el ex presidente Barack Obama, en parte sobre las políticas de Israel hacia los palestinos. Él ve una oportunidad para una relación más cálida con Trump, que comparte su alarma sobre el acuerdo nuclear de Irán y los extremistas islámicos.

Respecto a Irán, enemigo principal de Israel, el presidente estadounidense insistió que el pacto internacional con Irán para contener su desarrollo nuclear es un mal acuerdo y afirmó que su Gobierno hará “más” para asegurarse que Teherán “nunca” obtenga armas atómicas.
Curiosamente, la rueda de prensa entre Trump y Netayanhu se realizó al comienzo de la visita del primer ministro israelí, y no al final de las reuniones, como es habitual.

Asimismo, el nuevo mandatario estadounidense, que tomó posesión el pasado 20 de enero, reiteró que le “encantaría” ver la embajada estadounidense trasladarse a Jerusalén, una de las promesas realizadas durante la campaña electoral. Trump matizó, no obstante, que está examinando esta cuestión “con gran cuidado” y veremos “qué es lo que ocurre”.

EE.UU. tiene su embajada en Tel Aviv, como el resto de países, y su hipotética mudanza a Jerusalén es considera una línea roja por los palestinos.

El traslado de la legación diplomática estadounidense a Jerusalén supondría para los palestinos un reconocimiento de la soberanía israelí en toda la ciudad, incluida la parte oriental, que a juicio de los palestinos y de la comunidad internacional es un territorio ocupado en el que aspiran a tener la capital de su futuro Estado.
Al ser preguntado por la renuncia de su asesor de seguridad nacional, Michael Flynn, Trump culpó a los “falsos” medios de comunicación y a las filtraciones “ilegales” de información de la dimisión del ex general por haber mentido sobre sus contactos con Rusia.

En concreto, el mandatario dijo que los medios “han tratado muy, muy injustamente” a Flynn, cuya renuncia pidió el propio mandatario porque perdió la confianza en él, según la Casa Blanca.

Lo que ha ocurrido con Flynn, de quien dijo que es un hombre “maravilloso”, es “injusto”, insistió Trump. Según él, con todo esto se está tratando de “encubrir” la “terrible derrota” que sufrieron los demócratas con la candidatura presidencial de Hillary Clinton en las elecciones del pasado 8 de noviembre.


Fueron los primeros comentarios de Trump sobre la renuncia de Flynn, anunciada el pasado lunes y que se ha convertido en la primera gran crisis de su Gobierno.
Compartir Articulos :

Publicar un comentario

 
Support : Creating Website | |
Copyright © 2011. Alternativas Noticiosas - All Rights Reserved