41 AÑOS DE MUERTE DE MAO TSE-TUNG

sábado, 9 de septiembre de 20170 comentarios

Hace 40 años, la muerte de Mao Tse-Tung, fundador de la China comunista, fue como la de un emperador y despejó el camino para la modernización del país, recuerda uno de los pocos occidentales en Pekín en aquel momento.

“La China de hoy nació de ese periodo” y de la reorientación del régimen favorecida por el fallecimiento, el 9 de septiembre de 1976, de Mao, quien obstaculizaba la apertura económica, explica Ragnar Baldursson.

Ahora éste trabaja como diplomático en la embajada de Islandia en Pekín, pero en aquella época formaba parte del puñado de estudiantes occidentales aceptados en China desde el comienzo, en 1966, de las turbulencias de la “revolución cultural”.

Los retratos de Mao estaban por todas partes, eran “omnipresentes”. Incluso en el instituto de lenguas extranjeras de Pekín en el que Baldursson estudiaba desde 1975. Se despertaba con los eslóganes difundidos por los altavoces y se dormía “soñando con Mao”, recuerda.

Poco después de sus estudios de secundaria, Baldursson recibió una beca de la República Popular. Era el más joven de la Organización marxista-leninista de Islandia. “Los radicales pensaban que la China maoísta podía ser una solución. Para mí, era un ejercicio intelectual”, comenta sonriendo.

Se desengañó pronto. Sus profesores chinos estaban aterrorizados y rehuían sistemáticamente los temas políticos.

“Era difícil concebir una China sin Mao. La gente estaba seria, pero no lloraba...”, afirma Ragnar Baldursson, en un relato en inglés titulado Nineteen Seventy-Six. Los chinos se preocupaban más bien por la “pérdida de puntos de referencia”.

Bajo el liderazgo de Mao, el Partido Comunista obtuvo el poder en 1949, cuando se proclamó la nueva República Popular, tras la victoria en la Guerra Civil contra las fuerzas de la República de China.

La victoria comunista provocó la huida de Chiang Kai-shek y sus seguidores del Kuomintang a Taiwán y convirtió a Mao en el líder máximo de China hasta su
muerte.


La etapa de gobierno de Mao Tse-Tung estuvo caracterizada por intensas campañas de reafirmación ideológica, que provocarían grandes conmociones sociales y políticas, como el Gran Salto Adelante y especialmente la Revolución Cultural, momento en el que su poder alcanzó las cotas máximas al desarrollarse un intenso culto a la personalidad en torno a su figura.
Compartir Articulos :

Publicar un comentario

 
Support : Creating Website | |
Copyright © 2011. Alternativas Noticiosas - All Rights Reserved