EL PRESIDENTE DONALD TRUMP IMPONE TARIFAS A PANELES SOLARES Y MÁQUINAS DE LAVAR

23 de enero de 20180 comentarios

WASHINGTON (23 Enero 2017).- Mientras que en Montreal se abrió la sexta ronda de negociaciones para actualizar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció tarifas altas para la importación de paneles solares y máquinas de lavar ropa.

Donald Trump cumple con lo que prometió durante la ruda campaña para llegar a la Casa Blanca: imponer tarifas altas a la importación de productos en Estados Unidas. Las dos primeras víctimas de su decisión son los paneles solares y las máquinas de lavar ropa.

La decisión fue anunciada mientras que los representantes de Canadá, México y Estados Unidos comenzaron la sexta ronda de negociaciones para debatir el futuro, por ahora incierto, del Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

En el caso de los paneles, el primer afectado por las tarifas es China que concentra más del 70% de la producción mundial. Trump no fue tímido al aplicar la tarifa, que en el primer año será de un 30%. Luego será reducida cinco por ciento cada año, hasta que será eliminada dentro de cuatro años, o sea con una tarifa final de 15% en los últimos 12 meses.

La medida fue sugerida por la Comisión Internacional de Comercio de Estados Unidos, que hizo lugar a la demanda de dos empresas locales que sufrían los embates de la importación china. Paradójicamente, una de las compañías querellantes, Suniva, su principal accionario es una empresa china, Shunfeng International Clean Energy (SFCE).

Sin embargo, el sector de la energía solar rechazó la decisión de la Casa Blanca, argumentando que tendrá efectos negativos en la industria causando la pérdida de 23.000 empleos.

Quien elevó la queja por las máquinas de lavar la ropa fue Whirpool, la empresa de electrodomésticos estadounidense, afectada por sus competidores de Corea del Sur, Samsung y LG. Estas dos últimas compañías habían logrado, durante los últimos años, a escapar de la aduana de EEUU, relocalizando su producción en diferentes países. Las primeras 1.2 millones de máquinas importadas deberán desembolsar una suma equivalente al 20%. Luego de esa cantidad el impuesta trepa hasta el 50%.


En el Foro Económico Mundial, que acaba de abrir en Davos y al que Trump asistirá, reina el optimismo por la mejora de la economía mundial, luego de la crisis de 2008. Sin embargo, las decisiones contra el libre comercio que acaba de tomar el mandatario estadounidense, podría empañar el buen clima reinante y presagiar que 2018 será un año de guerras comerciales.
Compartir Articulos :

Publicar un comentario