SE REACTIVA EL GOBIERNO DE ESTADOS UNIDOS Y PRESIDENTE DONALD TRUMP RESPIRA

23 de enero de 20180 comentarios

WASHINGTON (23 Enero 2018).- El Congreso de Estados Unidos aprobó fondos provisionales para el Estado, poniendo fin a la crisis prespuestaria que paralizó por tres días al gobierno federal, un logro que el presidente Donald Trump celebró en tono triunfalista.

La reapertura del gobierno tras tres días de parálisis supone un triunfo para el presidente Trump y su partido republicano. Y es que los conservadores han mantenido sus líneas rojas y solo han cedido concediendo una negociación en sede parlamentaria sobre el futuro de los dreamers, los inmigrantes traídos aquí ilegalmente a muy temprana edad y expuestos ahora a una deportación inminente. No obstante el presidente Trump advertía que nunca firmará un cheque en blanco en esta cuestión.

"Como he dicho siempre mi gobierno mi administración trabajará para solucionar el problema de un sistema de inmigración ilegal muy injusto una vez se financie al gobierno”, explicaba un comunicado leído por la portavoz Sarah Sanders. “Firmaremos un acuerdo sobre inmigración a largo plazo sólo si es bueno para nuestro país”.

Salvo contratiempos inesperados el acuerdo se formalizará esta noche tras la aprobación final de las dos cámaras y la firma del presidente, y sólo será válido hasta el 8 de febrero. Las negociaciones, por tanto, no han hecho más que empezar.

La medida, que prevé financiamiento hasta el 8 de febrero, se aprobó con una votación de 266 a 150 en la Cámara de Representantes, tras adoptarse previamente por 80 contra 18 votos en el Senado.

Los republicanos controlan el Congreso y la Casa Blanca, pero el proyecto necesitaba una mayoría calificada para ser aprobado. Y el espinoso tema de la inmigración marcó el debate.

Trump promulgó luego la ley, permitiendo que el gobierno regrese a su operativa normal el martes.

El "shutdown" (cierre) parcial del gobierno opacó sin embargo los festejos del primer aniversario de la toma de posesión de Trump el sábado, y amenazó la participación del presidente en el foro económico de Davos (Suiza), que finalmente fue confirmada por la Casa Blanca.

Desafiante, Trump puso en duda su apoyo a una reforma migratoria, el gran meollo del debate.

"Como siempre he dicho, una vez que el gobierno sea financiado, mi administración trabajará para resolver el muy injusto problema de la inmigración ilegal. Haremos un acuerdo a largo plazo sobre inmigración si, y solo si, es bueno para nuestro país", señaló.

Trump exige fondos para levantar un muro en la frontera con México, una promesa electoral que los demócratas no respaldan.

"Tendremos otra votación en tres semanas", dijo a AFP Molly Reynolds, experta en gobernabilidad del Instituto Brookings. Y si no se avanza en el tema de la inmigración, "creo que los demócratas todavía tienen la capacidad de forzar otro 'shutdown'".

Entre los demócratas que votaron contra el acuerdo, hay varios potenciales candidatos presidenciales para 2020, como Kamala Harris, Bernie Sanders, Kirsten Gillibrand y Elizabeth Warren.

El líder de la minoría demócrata del Senado, Chuck Schumer, recordó al líder de la mayoría republicana, Mitch McConnell, su promesa de legislar para atender la situación de unos 700.000 "dreamers" en riesgo de deportación con el fin del programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, en inglés).

"Si no lo hace, y por supuesto espero que lo haga, habrá violado la confianza no solo de los senadores demócratas, sino también de los miembros de su propio partido", dijo Schumer.

El DACA, creado por el expresidente Barack Obama en 2012, expira el próximo 5 de marzo, pero más de 15.000 dreamers ya perdieron su estatus desde que Trump lo derogó en septiembre pasado.

"Estamos en un limbo", dijo a AFP María Angélica Ramírez, una "dreamer" que llegó de Colombia con 14 años y ahora teme tener que separarse de su marido y su hijo.


"Es triste y es frustrante ver cómo los políticos nos están usando como peones, para ganar lo que ellos quieren ganar", apuntó mientras protestaba en Miami frente a la oficina del senador republicano Marco Rubio.
Compartir Articulos :

Publicar un comentario