BENJAMÍN NETANYAHU DICE QUE NO RENUNCIARÁ PESE A RECOMENDACIÓN POLICIAL DE PROCESARLO

13 de febrero de 20180 comentarios


JERUSALÉN (13 Febrero 2018).- La policía israelí recomendó este martes a la justicia la inculpación del primer ministro Benjamin Netanyahu por corrupción, fraude y abuso de confianza en dos casos, tras dos años de investigación, acusaciones contestadas por el mandatario, que aseguró que no piensa dimitir.El consenso en la prensa israelí es que ha comenzado la cuenta regresiva de la vida política de Benjamin Netanyahu. “Aún no es el fin, pero es el principio del fin”, dice uno de los titulares pocas horas después de que la policía israelí presentara recomendaciones para acusar al primer ministro por los crímenes de soborno y deslealtad en dos casos diferentes.

En una de las causas se acusa a Netanyahu de haber recibido regalos -por ejemplo, cigarros de lujo, a los que es un gran aficionado- de parte de adineradas personalidades, como James Packer, un multimillonario australiano, o Arnon Milchan, productor de cine israelí que trabaja en Hollywood.

El valor total de estos regalos ha sido evaluado en decenas de miles de dólares.

La policía también estimó que hubo corrupción en el acuerdo secreto que Netanyahu habría intentado concretar con el propietario del Yediot Aharonot, el diario israelí de pago más importante, para una cobertura favorable a sus intereses.

Netanyahu ya ha sido sospechoso de corrupción en el pasado, pero los casos nunca llegaron a salpicarlo.

En un discurso pronunciado en el anoche del martes en la residencia oficial en Jerusalén, Netanyahu aclaró que no bajará del podio sin ofrecer batalla y calumnió a sus investigadores policiales, acusándolos de tratar de derrocarlo.

“Durante los últimos años se aplicaron inmensas presiones para la apertura de no menos de 15 investigaciones con el objeto de derribarme del poder. Todas empezaron con titulares explosivos, con transmisiones en directo desde los estudios y algunas de ellas con ruidosas recomendaciones policiales, exactamente como hoy y no pasó nada”, dijo con evidente nerviosismo.

"Los puedo tranquilizar: la coalición es estable y ni yo ni nadie tenemos el proyecto de elecciones (anticipadas). Vamos a seguir trabajando juntos (...) hasta el fin del mandato" previsto en 2019, subrayó este miércoles Netanyahu en un discurso en Tel Aviv.

Su esperanza ahora es que el asesor jurídico del gobierno y al Fiscal del Estado les tarde muchos meses decidir si presentar o no cargos en su contra. La ley no obliga a un primer ministro a que renuncie si está en investigación o juicio por corrupción, sólo si es hallado culpable en la última instancia.

Sin embargo, desde el punto de vista público y moral, para muchos es inconcebible que continúe en su puesto de ser presentados cargos en su contra.

El predecesor y ex adversario de Netanyahu, Ehud Olmert, al frente del gobierno entre 2006 y 2009, fue liberado en julio luego de un año y cuatro meses de prisión por corrupción.

Los comentaristas políticos destacaban que el futuro político de Netanyahu dependerá en parte del ministro de Finanzas, Moshé Khalon, jefe del partido de centroderecha Kulanu.

Si esta formación, que suma 10 diputados de los 120 que cuenta el Parlamento, decide irse, Netanyahu dejará de contar con la mayoría.

Compartir Articulos :

Publicar un comentario