TOWN REALIZA DOBLE-DOBLE NÚMERO 46

1 de febrero de 20180 comentarios

MINNEAPOLIS (1 Febrero 2018).- El escolta Jimmy Butler anotó 28 puntos que lo dejaron al frente del ataque de los Timberwolves de Minnesota que se impusieron con facilidad por 108-89 a los Bucks de Milwaukee y les rompieron racha de cuatro triunfos consecutivos.

El pívot estadounidense dominicano Karl-Anthony Towns mantuvo su racha de seguir con la aportación de un doble-doble al lograr 24 tantos (10-13, 1-2, 3-3) y 11 rebotes que lo dejaron con el número 46 en lo que va de temporada, líder destacado de la NBA en ese apartado estadístico.

El base Jeff Teague consiguió nueve puntos y ocho asistencias que lo dejaron como el director del juego de los Timberwolves (33-22), que rompieron racha de dos derrotas consecutivas que habían sufrido de visitantes ante los Hawks de Atlanta y Raptors de Toronto.

El escolta reserva Jamal Crawford, que acabó el partido con ocho puntos, dos rebotes y dos asistencias, completó otra jugada de cuatro puntos, en el segundo cuarto, la número 54 en su carrera profesional, que le permitió ampliar la mejor marca de la NBA que está en su poder.

Los Timberwolves, que consolidan el liderato en la División Noroeste, habían perdido seis de los últimos siete partidos disputados fuera de su campo.

Mientras que la marca de 21-6 que tiene en su campo del Target Center es la segunda mejor de la liga, sólo superados por los Spurs de San Antonio (22-5) de locales en el AT&T Center.

El escolta Khris Middleton aportó 21 puntos y lideró el ataque de los Bucks (27-23), pero no fueron suficientes a la hora de evitar la derrota, que les rompieron la racha ganadora y además dejaron al entrenador interino Joe Prunty, que sustituyó la pasada semana a Jason Kidd, con la primera derrota desde que se hizo cargo del equipo.

El alero estrella, el griego Giannis Antetokounmpo logró un doble-doble de 17 puntos, 15 rebotes y seis asistencias, pero tuvo también cinco pérdidas de balón.

Como equipo los Bucks apenas consiguieron un 38 (32-85) por ciento de acierto en los tiros de campo y cometieron 15 pérdidas de balón.

Esta vez los Buck tampoco pudieron completar remontada como hicieron el primer duelo que mantuvieron frente a los Timberwolves de locales cuando superaron una desventaja de 20 tantos y al final ganaron por 102-96.

El partido estuvo ya envuelto en el ambiente de Super Bowl que se respira en la ciudad de Minneapolis, donde el domingo se va a disputar la 52 edición del Super Bowl entre los Patriots de Nueva Inglaterra y los Eagles de Filadelfia.

De ahí, que en las gradas entre los aficionados que fueron a presenciar el partido de los Timberwolves estuviese el entrenador en jefe de los Patriots, el legendario Bill Belichick, que fue a ver al entrenador de los Timberwolves, Tom Thibodeau, que son amigos desde que el segundo estuvo como asistente con los Celtics de Boston.

Thibodeau ha reconocido que no solo le une una gran amistad con Belichick sino que también es su modelo a seguir en cuanto a la manera que tiene de trabajar y que es un seguidor de los Patriots.

También entre los espectadores de lujo que se dieron cita en el partido de los Timberwolves estuvieron el boxeador Floyd Mayweather, que ahora tiene pensado volver como luchador de las artes marciales mixtas, y el receptor abierto Antonio Brown, de los Steelers de Pittsburgh.


Mientras que también presenciaron el partido el rapero Gucci Mane con el dúo de hip-hop Rae Sremmrud, los artistas y en el medio tiempo actuó el rapero Lil Jon.
Compartir Articulos :

Publicar un comentario