DIRECTOR OMS: CUBA ES EL LUGAR PERFECTO PARA SEMANA VACUNACIÓN EN LAS AMÉRICAS

24 de abril de 20180 comentarios


LA HABANA, Cuba (24 Enero 2018).- Los descubrimientos universales que ha realizado Cuba en el desarrollo de la vacunación, y por ser un productor y exportador de estos productos que tantas vidas han salvado, hacen de la Isla el lugar perfecto para celebrar la Semana de Vacunación de las Américas.

Así señaló el Doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en el acto de lanzamiento en Cuba de esta Semana, que tiene por primera vez a la Mayor de las Antillas como sede.

En la actividad – que contó además con la presencia del doctorRoberto Morales Ojeda, vicepresidente del Consejo de Estado, y Ministro de Salud Pública; y la doctora Carissa Etienne, Directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS)-, se reconoció cómo Cuba se une al esfuerzo de los más de 40 países y territorios en las Américas que durante esta semana inmunizan a sus poblaciones contra una gama significativa de enfermedades.

«A través de sus centros de ingeniería y biotecnología, esta nación ha podido desarrollar las vacunas que hoy comparte con 44 países del mundo», significó Director General de la OMS, ante dirigentes del Estado y el gobierno cubanos, mnistros y directivos de Salud de 51 países, representantes de organismos internacionales, miembros del cuerpo diplomático acreditado en Cuba y estudiantes y trabajadores de la Facultad Victoria de Girón de la Universidad de Ciencias Médicas de La Habana.

Reconoció que la Isla, con su carácter solidario, también ha hecho llegar sus conocimientos y experiencias apaíses como Brasil, China y Vietnam.

«La semana de vacunación es una gran oportunidad para recordarle al mundo el valor de la vacunación. Estos productos han liberado a la humanidad de muchos brotes de epidemias, como es el caso de la viruela y la poliomielitis, padecimientos y sufrimiento que afectaron a nuestros ancestros», dijo el doctor Tedros.

No podemos perder de vista, ratificó, que las vacunas salvan millones de vidas cada año y permiten que los niños puedan asistir a las escuelas para recibir educación, lo que sienta las bases para el desarrollo económico de cada nación.

«Sin embargo, aunque millones de niños están inmunizados en el mundo, quedan muchos aún por recibir estos beneficios, que nunca han sido vacunados, o que han recibido en su vida muy poca inmunización.No podemos tolerar que niños mueran por enfermedades que pueden fácilmente prevenirse con vacunas», significó.

De acuerdo con el Director General de la OMS, la vacunación es hoy un pilar fundamental del sistema de salud universal, puesno solo salva vidas, sino que ayuda a reducir la pobreza en muchos países del mundo y permite que las personas lleven una vida plena, saludable y productiva.

En ese sentido, refirió que las estadísticas confirman que el incremento del acceso a la vacunación en países de pocos recursos evitará que24 millones de personas caigan en la pobreza en el año 2030.

«Hoy, desde Cuba, hacemos un llamado a incrementar la cobertura de las vacunas en todas partes del mundo para asegurar que cada ciudadano tenga acceso a este beneficio y estén protegidos, sin importar sus condiciones económicas», insistió.

Al respecto, puntualizó que los gobiernos deben hacer más inversiones en sus sistemas de salud, encargados de distribuir y proporcionar las vacunas. «Cada trabajador de la salud debe continuar haciendo de la inmunización una prioridad. Luchemos todos contra la desinformación, apoyándonos en las evidencias científicas, de un modo cada vez más creativo» recalcó el alto funcionario del organismo internacional.

«Gracias, Cuba, por tu ejemplo y por el papel que has jugado en la protección de la infancia en todas partes del mundo», expresó.


Por su parte la doctora Carissa Etienne, Directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) destacó que la vacunación es una de las herramientas más poderosas que nos ha dado la ciencia para prevenir enfermedades y salvar vidas.

«Por eso, debemos celebrar», dijo Etienne, al tiempo que destacó que Cuba contituye un ejemplo de compromiso, inversión y pasión en el sector de la salud».

El país fue pionero en la erradicación de varias enfermedades-sostuvo la directora de la OPS- quien resaltó que en el país se iniciara la primera campaña de vacunación contra la Poliomielitis en el año1962, «y no se detuvieron hasta eliminar la Polio, el Tétano Neonatal, la Difteria, el Sarampión, la Tos Ferina, la Rubeola, el Síndrome de Rubeola Congénita, entre otras», sostuvo.

«Por los logros históricos en la eliminación de enfermedades prevenibles en la población y en el desarrollo de vacunas es que hemos elegido a Cuba como sede del lanzamiento de la Semana Mundial de Vacunación 2018», comentó.

Etienne resaltó que, bajo el lema ¡Refuerza tus defensas, vacúnate! Las Vacunas funcionan, en el contexto de la celebración este año de la Copa Mundial de Fútbol en Rusia,la Semana tiene el propósito de alentar a la población a inmunizarse.

Este lema vincula el desarrollo de las defensas de los equipos de futbol que participarán en el Mundial, con el refuerzo de las defensas de nuestro cuerpo, para evitar enfermedades peligrosas a través de la vacunación, explicó.

Desde el 2003, año en que comenzó a celebrarse la Semana de Vacunación en las Américas, más de 720 millones de personas han sido vacunados en el marco de esta iniciativa, resaltó.

«Este año esperamos vacunar a más de 60 millones de personas de todas las edades», apuntó la directora de la OPS.

Subrayó asimismo que durante la campaña, miles de trabajadores de la salud hacen un esfuerzo especial para alcanzar a las poblaciones con poco acceso a los servicios de salud, entre ellos comunidades indígenas e inmigrantes en zonas fronterizas.

El foco de la Semana, aseguró, siempre ha sido llegar a los más vulnerables.

«Juntos en la región hemos logrado avances impresionantes. Hemos eliminado seis tipos de enfermedades prevenibles por vacunas. Estos logros representan un futuro mucho más saludable para todos en las Américas, con mejor calidad de vida, evitando enfermedades, sufrimientos y muertes innecesarias. Pero alcanzarlos no habría sido posibles sin el liderazgo y compromiso de cada uno de ustedes. Me complace ver aquí a tantos representantes del mundo, pues, como todos sabemos, las enfermedades no reconocen fronteras», alertó.

La doctora Etienne refirió que actualmente existen brotes de Sarampión, Difteria y Fiebre Amarilla dentro y fuera de la región, y señaló que es la responsabilidad de cada país mantener altas coberturas de vacunación desde el nivel local para prevenir estos brotes.

Por eso, dijo, la Semana de Vacunación es una gran oportunidad para que los países unan esfuerzos en aras de proteger la salud, venciendo las barreras geográficas, culturales y económicas.

«La cobertura y el acceso a la vacunación es parte de nuestro esfuerzo regional para alcanzar la salud universal. Todas las personas, independientemente del lugar donde viven, tienen el derecho de beneficiarse de ellas», añadió.


La Dra.Carissa Etienne directora de la Organización Panamericana de Salud entrega reconocimiento Miguel Ángel Galindo Sardiñas Foto: Ismael Batista
El doctor Miguel Ángel Galindo Sardiña, asesor del Programa Nacional de Inmunización, recibió, de manos del director general de la OMS y la directora de OPS, un reconocimiento por sus aportes a este campo, baluarte del sistema sanitario en la Mayor de las Antillas.

«Seleccionar a Cuba como sede de esta celebración representa un reconocimiento por los resultados que exhibe en este campo, lo cual nos llena de satisfacción, nos compromete a sostenerlos y lo agradecemos profundamente», expresóJosé Ángel Portal Miranda, viceministro primero de Salud Pública.

«Se trata de recordar la importancia de las vacunas y como permiten avanzar hacia la salud universal, salvando millones de vidas todos los días. También contribuyen a evitar los costos de las enfermeddaes, impactar en la economía de los sistemas de salud y evitar que millones de personas caigan en la pobreza o no puedan salir de ella por estas razones».

El viceministro primero recordó que con anterioridad a 1959 la única vacuna que se aplicaba en Cuba con cierta regularidad era vacuna contra la tuberculosis y la cobertura a nivel nacional no superaba el 5 %.

En ese entonces, dijo, las tasas de incidencia y de mortalidad por enfermedades prevenibles por vacunas eran elevadas. La incidencia de poliomelitis era de 4, 9 por 100000 habitantes y la inmunización no era prioridad ni se registraba o notificaba la cobertura de vacunación.

Luego del triunfo revolucionario esa realidad cambió, explicó Portal Miranda, pues la salud y la educación fueron prioridades. «Fidel se convirtió entonces en la fuerza impulsora y el principal arquitecto de la salud universal en Cuba, creando uno de los sistemas más justos, humanos, competentes y solidarios de la historia de la humanidad. Cuba se planteó entre sus metas reducir la morbilidad y mortalidad por enfermedades prevenibles, y mejorar los indicadores de salud de la población», dijo.

La primera campaña de Vacunación contra la poliomelitis se realizó en 1962 con el objetivo de controlar la incidencia de la enfermedad e inmunizar con dos dosis de vacunas a más de 2,6 millones de niños menores de 15 años, explicó Portal Miranda.

«Fue la primera experiencia con participación comunitaria en la región de las Américas. La originalidad en su organización permitió considerarla como una lección muy útil para reducir la incidencia de enfermedades prevenibles por vacunas de forma acelerada. El impacto alcanzado fue excepcional, ya que se logró la eliminación de la enfermedad cuatro meses después de iniciada la vacunación», subrayó.

Ello, puntualizó, marcó un antes y un después en la salud pública cubana e impulsó el proceso de eliminación de la enfermedad en la región de las Américas. «En el año 1995, cuando Cuba recibió el certificado de erradicación de la Poliomielitis por la Organización Panamericana de la Salud, se reconoció que este logro se basó en la voluntad política de la dirección del país, el avance científico-tecnológico alcanzado, la participación popular, el modelo ético-social de desarrollo, la solidaridad internacional y la cooperación técnica».

La Organización Panamericana de la Salud, sostuvo, reconoció la concepción, ideología, metodología e instrumentos aplicados, que en ese entonces lograron sacudir al mundo. La OPS destacó que Cuba sentó las bases imprescindibles para encender la gran chispa y transformó lo probable en posible, dijo el viceministro.

En Cuba la vacunación es totalmente gratuita, de acceso universal, integrada en el primer nivel de atención –alcanzando coberturas superiores al 98 por ciento–, con un elevado nivel inmunitario de la población, subrayó.

En ese sentido, puntualizó que anualmente se administran, como promedio, 4,8 millones de dosis de vacunas simples o combinadas, que protegen contra 13 enfermedades. Entre ellas destaca la pentavalente, de la cual sus cinco componentes de producen en Cuba.

«Desde el 2004 –con la excepción de la vacuna triple viral, la polio y la BCG contra tuberculosis, que se importan– las vacunas se fabrican en Cuba, lo que constituye un resultado del desarrollo científico y técnico alcanzado en el país».

En esta tribuna volvemos a recordar la importancia de las vacunas para la prevención de enfermedades, una de las tareas más trascendentales de la salud, concluyó.


Compartir Articulos :

Publicar un comentario