EMPRESAS ESTADOUNIDENSES HALLAN QUE NO PAGAR SOBORNOS PARA CONSEGUIR NEGOCIOS, COMPENSA

4 de abril de 20180 comentarios


WASHINGTON (4 Abril 2018).- Hace cuarenta años Estados Unidos promulgó una ley que prohíbe a las empresas pagar sobornos para conseguir negocios en otros países. Durante mucho tiempo fue el único país con tal prohibición.

Con el tiempo gran parte del mundo siguió el ejemplo. En 1997, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) aprobó la Convención Anticohecho de la OCDE y en 2003 las Naciones Unidas aprobaron su propio compacto, ahora firmado por 181 estados.

Sus agencias encargadas de aplicar la ley se han asociado con el Departamento de Justicia de Estados Unidos y con la Comisión de Valores y Cambio de Estados Unidos para cobrar cientos de millones de dólares a las compañías que ignoraron las prohibiciones internacionales. En Estados Unidos el soborno doméstico infringe otras leyes.

Los líderes de las principales compañías de Estados Unidos dicen que negarse a pagar sobornos o coimas es bueno para sus negocios en el extranjero, no una rémora a las ventas o una reducción de las ganancias.

Es mejor ser honesto

Obedecer la Ley de prácticas corruptas en el extranjero (Foreign Corrupt Practices Act) ha sido bueno para la empresa Raytheon Company, dice Thomas Kennedy, su presidente. El rechaza la noción de que los negocios no pueden practicar la ética y crecer a nivel global. El año pasado la compañía aeroespacial y de defensa hizo un tercio de sus ventas en más de 80 países del extranjero.

“Nuestros clientes disfrutan hacer negocios con una compañía honesta”, dice Frank Jiménez, vicepresidente y consejero jurídico general en Raytheon.

Combatir la corrupción es uno de los pilares de la política de seguridad nacional de Estados Unidos, no solamente por las obvias razones morales, sino también porque que los países afectados por la corrupción invariablemente padecen una variedad de otros problemas. La corrupción perjudica el crecimiento económico, impide el desarrollo, desestabiliza gobiernos, socava la democracia y ofrece oportunidades a los delincuentes, traficantes y terroristas.

Pagar un alto precio

Los encargados de aplicar la ley en Estados Unidos han impuesto multas por casi 11.000 millones de dólares bajo la ley contra el soborno. Se aplica tanto a empresas de Estados Unidos como extranjeras que coticen en la bolsa de valores de Estados Unidos.

En 2008 el conglomerado alemán Siemens pagó 1.600 millones de dólares a las autoridades de Estados Unidos y de Alemania por sobornar a funcionarios en cinco continentes.

En septiembre pasado la compañía sueca de telecomunicaciones Telia llegó a un acuerdo por 965 millones de dólares con autoridades de Estados Unidos y Holanda por una enorme trama de sobornos en Uzbekistán.

Prácticamente todas las compañías grandes de Estados Unidos tiene un código de conducta que prohíbe el soborno y requiere a los abastecedores y los intermediarios que cumplan. Raytheon publica sus instrucciones en 15 idiomas.

El código de conducta de Google determina que la regla en Google es sencilla; simplemente no sobornar a nadie, en ningún momento, ni por ninguna razón.

Sin embargo la corrupción sigue siendo un enorme problema en algunos lugares, desde arreglos para conceder contratos a sobornar a funcionarios de aduanas. El Banco Mundial calcula que cada año los negocios y las personas pagan 1,5 billones de dólares en sobornos (en inglés).

Compartir Articulos :

Publicar un comentario