CAEN DOS EMPLEADORES POR ROBO DE SALARIO A HISPANOS EN LONG ISLAND

22 de mayo de 20180 comentarios


NUEVA YORK (22 Mayo 2018).- Los propietarios de una planta procesadora de alimentos de Westbury, en el condado de Nassau, Long Island, cayeron en manos de la justicia acusados de robo de salarios a sus trabajadores.

Roy S. Tuccillo, padre y Roy Tuccillo, hijo, estafaron a 10 trabajadores hispanos, originarios de Centroamérica, mediante un esquema de falsificación de registros de nómina, trama con la que usualmente ocultaban el robo de salario.

Los implicados, dueños de las compañías, Diversified Processors, Inc. y Processors Inc. fueron sentenciados este martes. Los Tuccillo, se declararon culpables de robar $ 120,555 el pasado 27 de marzo de 2018 en la Corte Suprema del Condado de Nassau, donde se les formularon los cargos, entre ellos: robo a gran escala, delito tipificado de cuarto grado y de falta de pago de salarios, un delito menor no clasificado.

Este martes fueron sentenciados a 3 años de libertad condicional y a restituir a los trabajadores el monto $120,555 que no les pagaron y una multa adicional de $500.

“Los trabajadores tienen derecho a un pago justo por su trabajo. Nuestra oficina continuará protegiendo ese derecho y procesará las violaciones laborales hasta el máximo alcance de la ley”, dijo la Fiscal General Interina Barbara Underwood, durante el anuncio.
La identidad de los 10 trabajadores afectados no fue revelada porque aún el proceso de investigación está abierto, pero se supo que son hondureños y salvadoreños.

El esquema de fraude
Las empresas de los Tuccillo, operaban en el 32 de la avenida Urban, en Westbury, desde hace más de 20 años.

De acuerdo al expediente facilitado por la oficina del Fiscal General, las formas como explotaron a los trabajadores que incluyen, decirle a los trabajadores que se les pagaría solo por sus primeras 40 horas de trabajo por semana, aunque a menudo trabajaran 60 o más horas.

Los acusados tampoco mantenían el seguro de compensación para trabajadores, a pesar de los riesgos que enfrentaron los obreros al manejar equipos pesados y afilados en el procesamiento acelerado de alimentos. La pesquisa determinó que había un historial de lesiones laborales como resultado de accidentes en las instalaciones.

En 2016, la Junta de Compensación para Trabajadores emitió una orden de Parar el Trabajo porque la instalación no tenía seguro de compensación para los obreros.


Por DAVID RAMÍREZ/El Diario La Prensa

Compartir Articulos :

Publicar un comentario