DOMINICANOS EN MARCHA A MURPHY EXIGEN QUE CUMPLA CON PROMESA OTORGAR LICENCIAS

1 de mayo de 20180 comentarios


TRENTON, Nueva Jersey (1 Mayo 2018).- Nuevamente la comunidad inmigrante salió a las calles a marchar bajo el lema “Licencias Sí, Promesas No” para exigir a los legisladores y al gobernador Murphy la aprobación de la licencias de conducir para inmigrantes indocumentados y personas que no pueden cumplir con el requisito de 6 puntos de identificación de la División de Motores y Vehículos.

Ya han pasado 100 días del inicio de la nueva administración del gobernador Phil Murphy y aún el proyecto de “ley de Conductores Responsables y Seguros de Nueva Jersey” (A-1738), que otorgará licencias de conducir a los residentes del estado que no puedan demostrar su presencia legal en el país, no ha sido aprobado.

El proyecto de ley fue reintroducido en la legislatura estatal a principios del mes de febrero de este año. Aún la ley aún no tiene fecha para su discusión en los diferentes comités de la Asamblea y el Senado estatal.

Los inmigrantes que marcharon por las calles de Trenton hasta la sede de la gobernación no están dispuestos a que el tema sea engavetado por los políticos.

“El gobernador Murphy prometió en su campaña electoral las licencias para los indocumentados,  ya han pasado cien días y no han hecho nada. No vamos a dejar que los políticos nos engañen nuevamente con promesas que no cumplen”, afirmó Marta Guerrero, mientras marchaba junto a su pequeña hija.

Carlos Roja de la organización Cosecha, agrupación que organizó la marcha, señaló que con esta movilización buscan “activar a la comunidad” para que salgan a la calle y presionen a los legisladores para la aprobación de la ley.

En la marcha participaron cerca de 300 personas provenientes de diferente pueblos y ciudades como New Bruswick, Plainfield, Atlantic City, Perh Amboy, Elizabeth, Newark, Freehold y Trenton.  En la movilización destacó la ausencia de líderes de otras organizaciones pro inmigrantes en el estado que no se hicieron presentes.

“El no tener licencias de conducir nos afecta mucho a mí y a mi familia. Para ir al médico, al trabajo, a cualquier parte hay que pagar taxis y eso sale muy costoso y no se puede todo el tiempo”, afirmó Eduardo Juárez, inmigrante de México que reside en Plainfield. “Hay que presionar a Murphy para que cumpla lo que prometió”, insistió Juárez.

Por su parte, José Hermilio Ortiz, residente de Perth Amboy, destacó que el no tener licencia le impide a muchas personas como él poder tener un trabajo mejor remunerado. “La gente se tiene que limitar a trabajar cerca de sus casas porque no tienen manera de llegar a otros lugares donde hay mejores trabajos, ya que no hay buses y no pueden pagar siempre ‘ride’”, señala el hispano.

“Uno se arriesga todos los días a que lo pare la policía por manejar sin licencia y hasta pudieran deportarlo a uno. Esto es un tormento psicológico muy fuerte para mi y mi familia, pero que podemos hacer, hay que salir a trabajar y hacer deberes. Con una licencia estaríamos más tranquilos, por eso estoy aquí marchando para pedir que nos den la licencia”, dijo por su parte Rosa Herrera, residente de Trenton.

Miembros de Cosecha  señalaron que llevan a cabo una campaña a nivel estatal para “activar a la gente”. “Nuestro enfoque es que la gente salga a la calle a presionar a los legisladores”.  Afirman que otras organizaciones están trabajando con los asambleístas y legisladores para obtener el apoyo a la ley. No obstante, consideran fundamental que la comunidad inmigrante no se queda sentada esperando por los políticos quienes durante 10 años han relegado al olvido el tema de las licencias y sólo hablan de ellas durante las campañas electorales.

La entidad New Jersey Policy Perspective (NJPP), en un informe publicado en el 2017, estima que alrededor de 464,000 de los aproximadamente 525,000 residentes indocumentados de Nueva Jersey se beneficiarán de un cambio en la política del estado sobre licencias de conducir. De los elegibles, el NJPP estima que entre 153,000 y 278,000 inmigrantes indocumentados aplicarían por las licencias durante los primeros tres años de cualquier nueva política.

De aprobarse las licencias de conducir o permisos de conducir para inmigrantes indocumentados, Nueva Jersey se convertiría en el 12vo Estado de la nación que otorgaría este tipo de documentos a sus residentes.



Fuente: REPORTE HISPANO

Compartir Articulos :

Publicar un comentario