SUSPENDIDOS CATORCE SACERDOTES CHILENOS POR PRESUNTOS ABUSOS SEXUALES A MENORES

23 de mayo de 20180 comentarios


SANTIAGO, Chile (22 Mayo 2018).- Los abusos a menores venían ocurriendo desde hace una decena de años en el seno de una especie de cofradía que montaron los religiosos en Rancagua denominada ‘La familia’, declararon testigos al Canal 13 chileno. El obispo de esa ciudad, Alejandro Goic, no reaccionó ante las denuncias.

Los 14 sacerdotes suspendidos “han incurrido en acciones que pueden constituir delitos tanto en el ámbito civil como canónico", indicó un comunicado del obispado de Rancagua, (unos 90 km al sur de Santiago).

Una testigo contó a Canal 13 que en esa cofradía se identificaban con parentescos femeninos que iban desde “La abuela”, el de mayor importancia, pasando por "las tías", "las hijas" y "las nietas".

En el grupo formado por los religiosos se cometían "abusos sexuales a menores de edad y proliferaban conductas sexuales impropias", agrega en la entrevista.

Un sacerdote confirmó también al canal que desde hace unos diez años se realizaban actos sexuales "sin hacer la diferencia entre mayores y menores de edad".

Los religiosos "acostumbraban realizar bromas de carácter sexual y comentarios sobre sus preferencias por los menores de edad", dice la denunciante.

Ella contó asimismo que abrió una cuenta de Facebook, se hizo pasar por un menor de 16 años y se puso en contacto con uno de los párrocos, el cual le mandó fotos de él desnudo.

Ambos denunciantes coincidieron en que los miembros de "la familia" también utilizaban dineros de la Iglesia para solventar viajes al extranjero y vehículos costosos.

Aunque denunció en varias ocasiones los hechos ante el obispo de Rancagua, Alejandro Goic, éste no reaccionó. Después de la denuncia en televisión, Goic pidió perdón por no haber actuado con la “agilidad adecuada”.

Goic es presidente del Consejo Nacional de Prevención de Abusos Sexuales a Menores de Edad de la Conferencia Episcopal chilena.

Las denuncias son "inaceptables y repudiables" y esperamos "responder adecuadamente", declaró monseñor Fernando Ramos, secretario general de la Conferencia Episcopal de Chile.

Este es un nuevo escándalo para la iglesia católica chilena, ya golpeada por encubrimientos de abuso sexual, lo que condujo a 34 obispos chilenos a presentar su renuncia.


Fuente: RFI

Compartir Articulos :

Publicar un comentario