UNA HISPANA ENTRE LOS 13 ARRESTADOS POR MASIVA INTOXICACIÓN CON K2 EN BROOKLYN

22 de mayo de 20180 comentarios


NUEVA YORK (22 MAYO 2018).- Una hispana de 42 años y otras 12 personas han sido arrestadas hasta ahora, en relación al caso de sobredosis masiva del pasado sábado, cuando 25 personas se intoxicaron después de consumir marihuana sintética en las inmediaciones del comercio Big Boy, situado en Bushwick, Brooklyn.
                 
Los detenidos fueron acusados de distribuir y vender la peligrosa droga conocida también como K2.

Las autoridades indicaron que ya son 49 las personas hospitalizadas por ingerir esta droga. Oficiales del cuartel 83 de la Policía en Brooklyn anunciaron el lunes del arresto de Yasmín Alicea, sospechosa de vender la marihuana sintética que provocó la intoxicación masiva.

Mientras era escoltada fuera del recinto policial el lunes en la noche, la acusada negó los hechos y dijo que la Policía estaba cometiendo un error. Sin embargo, varios de los hospitalizados la identificaron como la personas que les vendió el producto.

“Peligrosa y mortal”

El Departamento de Policía (NYPD) lanzó el lunes una advertencia sobre esta peligrosa clase de marihuana sintética que se está vendiendo en la actualidad en algunos vecindarios neoyorquinos.

“El K2 es una droga peligrosa y mortal, pero esta variedad es especialmente amenazadora”, dijo el jefe del Departamento del NYPD, Terence Monahan. “Todos los residentes que vivan cerca de estas cinco localizaciones están alertados sobre los excesivamente peligrosos lotes de K2 que hay en circulación, y se les ha aconsejado evitar su consumo. Se ruega a los vecinos que llamen al 911 inmediatamente si ellos o un conocido presentan síntomas de sobredosis”.

Los horribles efectos de esta droga pudieron verse en las calles de Brooklyn este fin de semana.En los vídeos difundidos, se puede ver cómo las personas que habían consumido K2 estaban en el suelo, retorciéndose de manera violenta. La marihuana sintética provoca alucinaciones auditivas y visuales, sedación y euforia. Además, puede producir adicción, psicosis, arritmia aguda, asfixia y, en algunos casos, incluso la muerte.


Fuente: EL DIARIO LA PRENSA

Compartir Articulos :

Publicar un comentario