EL PRESIDENTE CUBANO REALIZA VISITA SORPRESA A LA PROVINCIA DE MATANZAS

12 de julio de 20180 comentarios

CAYO RAMONA, Ciénaga de Zapata.–Todo el mundo lo esperaba. Los matanceros sacaron sus cálculos y estimaron que estaba por llegar. Y así fue.

Al amanecer de este miércoles, en otro día sumamente caluroso del actual verano, el mandatario cubano inició una visita de trabajo a Matanzas para palpar el acontecer de la provincia y evaluar básicamente cómo el territorio se sobrepone a los efectos del huracán Irma y a las lluvias asociadas a la tormenta subtropical Alberto.

El recorrido comenzó por Ciénaga de Zapata, donde muy pocos estuvieron ajenos a la zozobra de las recientes inundaciones, las cuales se sintieron en todo el ámbito del municipio y obligaron a la evacuación de un tercio de la población.

DIÁLOGO CON EL PUEBLO

Es cierto que esto se inundó más de lo esperado, como nunca antes, pero debemos aprender de la experiencia, porque las lluvias intensas y persistentes, así como esos otros fenómenos naturales, pueden repetirse.

Con dicha reflexión sobre los más recientes episodios que provocaron inundaciones en diversos puntos del territorio, el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, reforzó la idea de que el cambio climático está en curso y puede cambiar la vida de muchas personas.

Insistió en que esa es una de las enseñanzas que nos dejan dichos eventos y a los cuales no podemos darles la espalda, pues originan tanto o más secuelas que los mismos ciclones.

Aquí todavía se aprecia la huella del agua en varios patios y portales, pero lo más visible es el valor de la gente y que no hay una sola señal de aflicción, le comentó Marisol Alonso González, presidenta del Gobierno en el municipio.

La funcionaria lo puso al corriente de los detalles y le informó que un buen porcentaje de las personas afectadas recibe ayuda, dígase insumos y otros recursos materiales con facilidades de pago.

«Nos atendieron muy bien», sostuvo Elizabeth Sigarrate, una vecina que fue evacuada en un centro fuera del municipio.

La gente ha respondido a la altura que se esperaba, comentó Rey Aragón, presidente de la zona de defensa.

Díaz-Canel recorrió la posta médica de Cayo Ramona, una extensión del policlínico ubicado en la cabecera municipal, en Playa Larga, y que presta servicios de urgencia a más de 2 200 habitantes.

Justo antes de entrar al recinto, dos vecinas del asentamiento El Helechal le comunicaron su inconformidad por el hecho de que ya no se realiza el servicio de ultrasonido diagnóstico en la posta médica.

«Ahora tenemos que ir hasta Playa Larga para hacernos un ultrasonido, y son distancias muy largas», dijo una de ellas.

El Presidente cubano hizo un gesto de aprobación, y con gentileza les explicó las razones por la cuales fue preciso compactar los servicios de salud en el país.  

Al salir a la calle, rodeado de pobladores, preguntó: «¿Qué otro problema tienen?».

«Todo va saliendo poco a poco, Presidente», le expresó alguien. «Hemos mejorado y vamos a seguir adelante», remató.     

SIEMPRE HEROICOS COMO EN GIRÓN

Un momento de especial interés fue la visita al Museo Girón, una institución que atesora la historia de quienes en los días gloriosos de abril de 1961 defendieron la Patria contra los mercenarios.

Luego de recorrer algunas de sus salas y apreciar el novedoso montaje museológico y museográfico del centro, Díaz-Canel se dirigió a los pobladores reunidos en la acera de enfrente y resumió el espíritu apreciado hasta entonces en el sureño territorio.  

«Siempre heroicos como en Girón», dijo con el brazo en alto.  
El orden del día incluyó, además, un breve encuentro en el que participaron Inés María Chapman, presidenta del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos y vicepresidenta del Consejo de Estado, y Elba Rosa Pérez Montoya, ministra de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (Citma), y que arrojó un poco de luz sobre los esfuerzos en marcha para evitar que las inundaciones vuelvan a hacer tantos estragos en la zona.

EL CÍTRICO VIVE

Acompañado por Teresa Rojas Monzón, primera secretaria del Partido en la provincia, y Tania León Silveira, presidenta de la Asamblea Provincial del Poder Popular, Díaz-Canel constató el programa que procura restablecer el esplendor de los cítricos en Matanzas.

Armando Perdomo García, director de la empresa agroindustrial Victoria de Girón, se refirió al empeño por reponer cada año unas mil hectáreas, lo cual permitirá disponer de unas 18 000 en el 2030.

Recordó que el nacimiento de los cítricos en la región fue una especie de aventura productiva y humana, pues se hizo producir la tierra en una zona plagada de piedras, y reconoció el papel de Fidel en la creación y desarrollo del plan.

El Presidente cubano elogió los resultados productivos de la entidad, una empresa ya consolidada, dijo, y sugirió al equipo de dirección aprovechar mejor el potencial de la ciencia, en particular el de la informatización y automatización. Eso es desarrollo, significó.

También comentó la importancia de utilizar envases de mayor calidad en el procesamiento industrial y de incrementar la producción con destino a la exportación y al consumo nacional.  

Por su parte, Gustavo Rodríguez Rollero, ministro de la Agricultura, informó que el próximo año se instalarán en el Combinado Industrial dos nuevas líneas, una de ellas para el procesamiento de papas en varios surtidos, lo cual dará mayor vigor a este centro, muy conocido por el procesamiento de jugos concentrados, jugos simples y aceites esenciales. 
  Díaz-Canel con niños del círculo infantil Cayo Ramona. 

Miguel Díaz-Canel visitó, además, las empresas Agropecuaria Lenin, uno de los principales polos productivos de la provincia, y la Suchel-Jovel, ambas en el municipio de Jovellanos, y sostuvo un encuentro con representantes de los centros formadores del sistema de Educación.   
Compartir Articulos :

Publicar un comentario