ACTUACIÓN DOMINICANOS EN LAS GRANDES LIGAS

5 de mayo de 20190 comentarios


NUEVA YORK (5 Mayo 2019).- Domingo Germán siguió asombrando durante una tarde húmeda, al empatar la cima de las mayores con su sexta victoria, y los Yanquis de Nueva York derrotaron el domingo 4-1 a los Mellizos de Minnesota, en un juego que se dio por concluido en la parte baja del octavo episodio por la lluvia.

Mike Tauchman conectó un vuelacerca de dos carreras para que Nueva York ganara por undécima ocasión en 15 duelos. Los Mellizos perdieron dos de tres luego de llegar al Yankee Stadium este fin de semana con la mejor foja de las Grandes Ligas.

Había mucho viento y humedad a la hora del duelo, cuyo comienzo se pospuso por tres horas con la esperanza de evitar una tormenta. Pero la lluvia cayó durante buena parte del día y azotó duramente la zona en los últimos episodios, antes de que la acción se detuviera.

El dominicano Gary Sánchez, receptor de los Yanquis, resbal?? en el pasto cuando buscaba recuperar un pasbol. Los lanzadores sufrieron en el fangoso terreno del montículo y los peloteros de cuadro tuvieron dificultades para perseguir los elevados, movidos por el viento intenso.

Luego, las condiciones empeoraron.

El dominicano Germán (6-1) mantuvo el control. Permitió una carrera y cuatro hits en seis innings y dos tercios, durante los que repartió siete ponches.

El cubano Aroldis Chapman ponchó al venezolano Marwin González con dos a bordo para poner fin a la octava entada. Se acreditó así su séptimo salvamento en ocho oportunidades.

Michael Pineda (2-3) cargó con la derrota. El dominicano repartió ocho ponhes pero lució inconsistente en cinco capítulos.

Por los Mellizos, los dominicanos Jorge Polanco de 4-0, Nelson Cruz de 3-0. El puertorriqueño Eddie Rosario de 4-1 con una anotada. Los venezolanos González de 4-2 con una remolcada, Ehire Adrianza de 3-0.

Por los Yanquis, los dominicanos Sánchez de 3-1, Miguel Andújar de 4-1. El venezolano Gleyber Torres de 3-1 con una anotada. El colombiano Giovanny Urshela de 2-1 con una anotada.

Pujols a ley de una para 2000 empujadas

MONTERREY, Nuevo León – Afirma Roberto Osuna que pocas veces se pone nervioso antes de lanzar en el mejor béisbol del mundo. Sin embargo, cuando le tocó subirse a la lomita en la novena entrada de la victoria de los Astros por 10-4 sobre los Angelinos el domingo en el Estadio de Béisbol Monterrey, se dio la excepción.

“Yo lo estaba”, dijo Osuna, el único jugador entre Houston y Los Ángeles-Anaheim en esta #MéxicoSeries nacido en México. “Es un sueño que se hizo realidad”.

Efectivamente, el sinaloense Osuna lanzaba por primera vez como ligamayorista en su país, para ponerle punto final al segundo de dos triunfos convincentes de los Astros en el Palacio Sultán. En ese noveno episodio el domingo, Osuna retiró en forma consecutiva al dominicano Albert Pujos, Kole Calhoun y Jonathan Lucroy para poner a celebrar a la amplia afición de los Astros en el estadio.

“Era muy especial, muy motivante para mí”, comentó Osuna. “Quería hacer las cosas bien y dar un buen resultado, lo que la gente esperaba”.


El papá de Osuna, Roberto padre (El Chufo), lanzó varias temporadas con los Sultanes de Monterrey, pero a Roberto hijo nunca le tocó hacerlo aquí en el 2011 cuando perteneció a los Diablos Rojos del México. Subiéndose al montículo el domingo, Osuna escuchó una enorme ovación entre los 17,614 espectadores.

“No esperaba esa reacción de la gente”, dijo el cerrador de los Astros, quien mejoró su efectividad en lo que va del 2019 a 0.63 en un total de 14.1 entradas. “Estoy muy contento, muy agradecido con ellos. Quiero agradecer a todos por el cariño que me demostraron. Uno representa a México con mucho orgullo y la verdad es que fue una serie excelente, con todo el mundo contento”.


Cuando Osuna dice que “todo el mundo” se va contento, se refiere a los Astros y sus fanáticos. Del otro lado, no tanto.

Los bateadores de Houston castigaron el pitcheo de los Angelinos con 27 hits, incluyendo ocho jonrones, y 24 carreras, contra apenas seis anotaciones de Los Ángeles-Anaheim. El protagonista principal en el ataque de los “Siderales” fue Alex Bregman. El tercera base de los Astros conectó dos cuadrangulares el sábado y, el domingo, agregó un bambinazo con bases llenas frente a Cam Bedrosian en el quinto capítulo para darle la ventaja definitiva a Houston en el partido.

“Mi swing se sintió bien por primera vez este año y el batazo nos dio la ventaja, que fue lo más importante”, dijo Bregman, quien ha volado la cerca en cada uno de sus últimos tres encuentros. “Fue bien divertido jugar aquí y la pasamos súper bien. Fue un gran ambiente; los fanáticos son muy apasionados. Todo fue de primera clase. Estoy contento de haber conseguido dos victorias”.


Tal como mencionó Bregman, el ambiente en el Estadio de Béisbol Monterrey es algo que se destacó en cada una de las tres series aquí este año, desde Diamondbacks-Rockies en marzo y Cardenales-Rojos en abril, hasta los dos partidos de este fin de semana entre Astros y Angelinos.

En esta ocasión, un total de 35,791 espectadores presenciaron los juegos en el Palacio Sultán. Con la forma en que se han dado las series desde que los Dodgers y los Padres jugaron aquí hace un año, se ha creado un gran impulso para que la acción de Grandes Ligas siga llegando a tierras mexicanas.

“Tenemos mucho que celebrar en Major League Baseball y queríamos hacer de México parte de nuestro ambiente de Grandes Ligas”, expresó el manager de los Astros, A.J. Hinch. “Era importante para el juego y para nuestros jugadores.

“El ambiente en Monterrey fue algo grande. Los fans respondieron en grande. Fue divertida la energía en el parque. Muchos de nuestros jugadores han jugado pelota invernal en muchos países diferentes y han llegado a esperar esto cuando vienes (a América Latina). Hubo mucha diversión alrededor del estadio y nuestros jugadores respondieron de verdad”.

Osuna, la figura más solicitada en la serie, vio eso y mucho más.

“Inolvidable para todos nosotros”, dijo el taponero. “La afición sobrepasó todas nuestras expectativas. Fue algo demasiado bonito. Esperamos volver muy, muy pronto”.

Hasta los Angelinos, dominados en los dos juegos por los Astros, sacaron algo positivo de la experiencia.

“Nos recibieron muy bien. Hay un gran amor por el béisbol aquí”, dijo el jardinero de Los Ángeles-Anaheim, Brian Goodwin, quien ya tenía experiencia jugando en México hace algunos años con los Naranjeros de Hermosillo. “El público sigue cada paso del juego. Es algo grande traerlo hasta aquí. Hubo amor por el juego y por nuestro equipo”.

Agregó el también guardabosque Kole Calhoun: “El ambiente fue bastante divertido para jugar. Traer MLB a México y promocionar el béisbol por el mundo entero es bastante especial. Es bien divertido ser parte de todo eso. Fue una experiencia bien divertida, con el ambiente y todo. Fue divertido jugar frente a estos fanáticos. Y claro, estaría dispuesto a volver a jugar en Monterrey”.

 Muñoz de 1-0
 Ozuna de 5-2 con dos anotadas

CHICAGO -- Kris Bryant conectó su cuarto grand slam de por vida durante un ataque de seis carreras en la octava entrada, y los Cachorros de Chicago vapulearon el domingo 13-5 a los Cardenales de San Luis para hilar su séptima victoria consecutiva.

Es la mejor racha de Chicago en lo que va de la temporada. El triunfo fue para el colombiano José Quintana (4-1).

El venezolano Willson Contreras, Anthony Rizzo y David Bote produjeron dos carreras cada uno, para ayudar a que los Cachorros desplazaran a los propios Cardenales de la cima de la División Central de la Liga Nacional. Ben Zobrist pegó dos inatrapables y realizó dos jugadas estupendas en el jardín izquierdo.

Chicago completó la barrida en la serie de tres juegos, algo que no conseguía ante San Luis desde septiembre de 2017.

Los Cachorros abrieron la campaña con ocho derrotas en 11 juegos. Desde entonces, han brillado. Ganaron 16 de 20, por primera vez desde agosto de 2016, cuando tuvieron una foja de 16-4.

Los 36.499 espectadores pedían a oro la barrida, después de que Bryant conectó su bambinazo con dos outs en el octavo inning. Encontró un lanzamiento de Dominic Leone y lo desapareció por todo el bosque central, para llegar a cuatro vuelacercas.

Paul DeJong y el dominicano Marcell Ozuna dispararon sendos vuelaceras en el noveno capítulo por San Luis, que sufrió su cuarta derrota consecutiva en casa, la peor racha de este tipo que ha tenido en la campaña.

Adam Wainwright (3-3) aceptó cinco anotaciones y el mismo número de imparables en cinco innings, para caer a 11-4 en 26 juegos de por vida en el Wrigley Field.

Por los Cardenales, los dominicanos Yairo Muñoz de 1-0, Ozuna de 5-2 con dos anotadas y una remolcada. El venezolano José Martínez de 5-1. El puertorriqueño Yadier Molina de 4-1 con dos impulsadas.

Por los Cachorros, el puertorriqueño Javier Báez de 4-1 con dos anotadas. El venezolano Contreras de 3-2 con dos anotadas y dos impulsadas. El colombiano Quintana de 2-0.



Compartir Articulos :

Publicar un comentario