EL SENADO BUSCA ORDENAR LAS REGLAS SOBRE EL JUICIO POLÍTICO CONTRA EL PRESIDENTE DONALD TRUMP

21 de enero de 20200 comentarios


WASHINGTON (21 Enero 2020).- El Senado estadounidense, convertido en el tribunal para el juicio político en contra del presidente Donald Trump, abrió esta tarde la discusión sobre las reglas del proceso que examina los cargos de destitución en contra del inquilino de la Casa Blanca.

El líder de la mayoría republicana del Senado, Mitch McConnell (Kentucky), propuso 24 horas de argumentos iniciales para los fiscales del caso presentar los cargos en contra de Trump y otras 24 horas para la defensa.

Los 100 senadores, que forman el jurado del caso, tendrían luego 16 horas de preguntas, que tienen que ser presentadas a través del juez presidente del Tribunal Supremo estadounidense, John Roberts, quien dirige el juicio.

La Cámara de Representantes aprobó el pasado 18 de diciembre dos cargos en contra del presidente Trump – abuso de su poder y obstrucción de la investigación del Congreso-, por condicionar asistencia militar y una reunión oficial al gobierno de Ucrania, a cambio de que se anunciaran investigaciones que perjudicaran al exvicepresidente Joseph Biden – precandidato presidencial demócrata-, y a los demócratas.

Luego del debate sobre los argumentos a favor y en contra de la destitución de Trump, el Senado dedicaría otras cuatro horas a decidir si deben citarse testigos o documentos.

Las 24 horas de argumentos para cada una de las partes comenzaría mañana, miércoles. Cada lado tendría que utilizar sus 24 horas en un máximo de tres días. Originalmente, la resolución obligaba a utilizar las 24 horas de argumentación en dos días.

La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó cargos de abuso de poder y obstrucción del Congreso contra el presidente Donald Trump, abriendo la vía para un juicio en el Senado para su destitución.
Antes de comenzar el debate sobre las reglas, el juez Roberts tomó el juramento al republicano James Inhofe (Oklahoma), quien era el único de los 100 senadores que faltaba por convertirse oficialmente en jurado del caso.

Los republicanos tienen una mayoría de 53 a 47 en el Senado. Debido a que se requiere el voto de dos tercios de los senadores para destituir a un presidente, y que hasta ahora ninguno de los senadores republicanos ha expresado intención de respaldar los cargos de destitución, se presume que Trump será absuelto.


El Senado escucha las opiniones de los administradores de la Cámara y los abogados de Trump sobre la resolución de McConnell.
El juicio de Trump se reanuda con la lucha por las reglas

Compartir Articulos :

Publicar un comentario