SECUESTRÓ Y LOS MATÓ A LOS CINCO; FUGA DEL DOMINICANO GILBERTO VENTURA CEBALLOS DE CÁRCEL PANAMEÑA EVIDENCIA´CORRUPCIÓN Y CRISIS DE SEGURIDAD

5 de febrero de 20200 comentarios


CIUDAD DE PANAMÁ (5 Febrero 2020).- La estrategia de seguridad del país fue puesta a prueba una vez más con la fuga de Gilberto Ventura Ceballos, un delincuente común condenado a 50 años por el secuestro y asesinato de cinco jóvenes de La Chorrera, quien estaba recluido en el pabellón de “extrema seguridad” de la cárcel La Nueva Joya.

En conferencia de prensa, el director de la Policía Nacional, Jorge Miranda, dijo sentirse “avergonzado” y, de paso, dio a conocer que el reo se habría escapado el lunes 3 de febrero a las 10:30 p.m. Informó que ya separaron de sus puestos a policías encargados de la seguridad del penal que habrían facilitado la evasión.

La fuga refuerza la teoría sobre la existencia de corrupción y negociados en las cárceles del país con complicidad de personal de la fuerza pública.

Ni el ministro de Seguridad, Rolando Mirones, jefe máximo de la Policía Nacional, entidad a cargo de garantizar la seguridad en el pabellón del que se fugó Ventura Ceballos; ni Carlos Romero, ministro de Gobierno, a cargo del Sistema Penitenciario, dieron la cara a la población ayer.

El vicepresidente de la República, José Gabriel Carrizo, anunció que el presidente de la República, Laurentino Nito Cortizo tomará las decisiones “que correspondan”.

Al cierre de esta edición, el mandatario y todas las figuras que lideran los organismos de seguridad se encontraban reunidos analizando el tema en la “Sala de Situación”. A las 8:15 p.m. informaron a los periodistas que no habría pronunciamiento sobre el caso. Se trata del segundo hecho en menos de dos meses que pone a los entes de seguridad del país bajo el escrutinio público. La masacre de La Joyita, hecho ocurrido el 17 de diciembre pasado, en la que fueron asesinados 13 presos, encendió las alarmas sobre la necesidad de que exista una política clara para combatir el crimen.

Policías, en la mira por nueva fuga de Gilberto Ventura Ceballos

Fue un martes inusual para los miles de capitalinos que intentaban llegar a sus sitios de trabajo. Diversos retenes montados por la Policía Nacional complicaron aún más la movilidad de una ciudad que casi siempre es rehén del tráfico.

¿La razón?

Las autoridades estaban tras la pista de uno de los delincuentes más peligrosos del país: Gilberto Ventura Ceballos, el autor intelectual del secuestro y asesinato de cinco jóvenes de La Chorrera, se había fugado del pabellón de “extrema seguridad” de La Nueva Joya, territorio carcelario donde la seguridad está exclusivamente bajo control de la policía.

Es la segunda vez que Ventura Ceballos, condenado a 50 años de cárcel por estos crímenes, se escapa de prisión. La primera vez ocurrió el 28 de diciembre de 2016, en lo que fue considerado un escape de película: salió de La Joyita vestido de mujer. Fue recapturado el 22 de septiembre de 2017 en Costa Rica, después de intensos operativos coordinados por autoridades de ambas naciones.

¿Qué pasó?

¿Qué falló ahora? ¿Cómo logra escapar este reo de una de las celdas que se supone debe ser una de las más custodiadas del país? Es la pregunta que tiene a los expertos en seguridad elucubrando teorías, y a las propias autoridades en apuros. Conocedores del sistema penitenciario afirman que en caso de que haya salido en vehículo, debió evadir, al menos, tres controles de seguridad: el del pabellón C, donde está ubicada su celda; el principal de la Nueva Joya; y por último, el de control 1, el que da acceso a la salida del penal.

Ayer, en una conferencia de prensa en la que participaron el director de la Policía, Jorge Miranda; el fiscal de Atención Primaria del Ministerio Público, Julio Villarreal; y el director del Sistema Penitenciario, Walter Hernández, se informó que las cámaras de seguridad del penal registraron la participación de policías asignados a esa cárcel. Fueron separados de sus funciones y están bajo custodia de la Dirección de Responsabilidad Profesional.

También se comunicó que un vídeo de seguridad del penal de la noche del lunes registra una silueta saltando la cerca perimetral a las 10:30 p.m. del pasado lunes 3 de febrero.

Miranda, quien no aportó detalles de la fuga, reconoció sentirse “avergonzado” y confirmó que la alerta se produjo ayer martes en la mañana cuando se hizo el conteo de los presos y se detectó que Ceballos no respondió el llamado. Relató que, de inmediato, se ordenó un operativo en todo el país y se activó el bloque de búsqueda para dar con el paradero del prófugo. Recalcó que se mantiene vigilancia en los puertos, aeropuertos, y los puestos fronterizos para evitar su salida del país.


Pero hay quienes afirman que Ventura Ceballos le lleva varias horas de ventaja a la policía: su evasión se habría gestado después de las 10:00 p.m. del lunes, y en la cárcel apenas se enteraron ayer en la mañana. Incluso, existe la posibilidad de que esté fuera del país.

En la conferencia de prensa de ayer, en la que fueron notorias las ausencias de los ministros de Seguridad, Rolando Mirones, jefe máximo de la Policía Nacional; y de Carlos Romero, ministro de Gobierno, responsable del Sistema Penitenciario, se anunció que hay una recompensa de $30 mil para quien proporcione información que dé con el paradero de Ventura Ceballos, de 44 años, y oriundo de República Dominicana.

Falta estrategia

La fuga de Ventura Ceballos se registra mes y medio después de la masacre de La Joyita, un enfrentamiento entre pandilleros del pabellón 14 de esa cárcel, que dejó 13 muertos y 14 heridos. El incidente puso en el ojo de la tormenta a Mirones y a Romero, responsables de las carteras encargadas de garantizar el orden y la seguridad en los penales.

La masacre de La Joyita, la escandalosa fuga del responsable del asesinato de los jóvenes de La Chorrera, y el incremento de los crímenes y la inseguridad ciudadana, tienen la estrategia de seguridad del gobierno de Laurentino Cortizo en capilla ardiente. El exdirector de la Policía Nacional Ebrahim Asvat es uno de los críticos. “Esto es una muestra más que la Policía Nacional está en una grave crisis interna. El fugado estaba custodiado por la policía en la Mega Joya”, escribió ayer en Twitter cuando se conoció la noticia.

Mientras, expertos en políticas contra el crimen afirman que hay ausencia de liderazgo en la policía, y de táctica al momento de la persecución del delito. Los operativos de inteligencia que otros gobiernos implementaban para evitar eventos como el de la masacre de La Joyita prácticamente no existen, según afirman conocedores del tema.

Más crímenes

Las estadísticas tampoco están del lado de las autoridades de seguridad. El incremento de homicidios en diciembre pasado es prueba de ello. De acuerdo con reportes del Ministerio Público, en diciembre de 2018 se cometieron 30 asesinatos, mientras en diciembre de 2019 hubo 72, es decir, 42 más.

Mientras tanto, el ministro de la Presidencia, José Gabriel Carrizo, aseguró que el presidente Cortizo se está encargando personalmente del caso y tomará las decisiones que correspondan “con la seriedad que le caracteriza”, una vez tenga los informes que recibirá en la Sala de Situación.

Mirones, quien durante todo el día guardó silencio, emitió un tuit a las 5:13 p.m. “A raíz de esta fuga, se ha separado de su cargo y puesto bajo investigación a quienes posiblemente hayan colaborado con este criminal. @protegeryservir y @MinGobPma han entregado al fiscal a cargo, toda prueba de complicidad”.



Fuente: PRENSA.COM

Compartir Articulos :

Publicar un comentario