EX ESPÍA RUSO SE ENVENENA

6 de marzo de 20180 comentarios


LONDRES (6 Marzo 2018).- La policía británica examina este martes un restaurante italiano en busca de la sustancia que envenenó al exespía ruso Sergei Skripal, quien había formado parte del mayor canje de agentes desde la Guerra Fría.

El ex agente doble Sergei Skripal, de 66 años de edad, se encuentra en cuidados intensivos tras haber sido expuesto a una sustancia desconocida en la ciudad de Salisbury.

Skripal había sido condenado en 2006 en su país por espiar para Reino Unido. Según un tribunal de Moscú en la década de los 90, el doble agente habría entregado al servicio secreto británico las identidades de espías rusos que trabajaban en Europa.

En 2010, como parte de un intercambio de espías entre Estados Unidos y Rusia, el mayor desde la Guerra Fría, Sergei Skripal recibió asilo en Reino Unido.

Un video de cámaras de seguridad revelado a la prensa inglesa muestra al ex espía ruso en el centro comercial cerca de donde poco después fue encontrado inconsciente en un banco, junto a una mujer de 33 años -su hija Yulia, según varios medios británicos.

Para la opinión pública británica, el caso del ex coronel Skripal y el del también ex espía residente en el Reino Unido Alexander Litvinenko, envenenado en 2006, son demasiado similares.

Por esta razón, todas las sospechas apuntan hacia una posible participación del gobierno de Vladimir Putin.

Un gran número de expertos considera que el Reino Unido no ejerció suficiente presión sobre Rusia por el caso de Litvinenko, para no entorpecer las relaciones con ese país, que en la actualidad no pasan por su mejor momento.

Igualmente es un misterio el por qué Skripal habría sido objeto de un posible atentado con una extraña sustancia ocho años después de su llegada al Reino Unido, donde vivía una aparente vida de jubilado.

>> Lea nuevamente: "Putin ‘aprobó probablemente’ el asesinato de Litvinenko, según informe británico"

De confirmarse el envenenamiento, se esperan presiones al gobierno de Theresa May para que la respuesta del Reino Unido sea más contundente que la del caso de Litvinenko, con posibles sanciones a Rusia para evitar que se sigan presentando casos similares en territorio británico.

El Kremlin dijo "no disponer de ninguna información" sobre este caso, según su portavoz Dimitri Peskov.




Fuente: RFI

Compartir Articulos :

Publicar un comentario