DEVASTADOR HURACÁN MICHAEL DEJA AL MENOS DOS MUERTOS, SE TEME QUE AUMENTEN LAS VÍCTIMAS

11 de octubre de 20180 comentarios


FLORIDA (11 Octubre 2018).- El devastador huracán Michael dejó al menos dos muertos tras impactar el noroeste de Florida con sus poderosos vientos de 155 millas por hora (250 km/h) y las autoridades temen que pudieran aumentar las víctimas mortales.

El huracán, que llegó a convertirse en un monstruo bordeando la categoría 5, la mayor en la escala de intensidad Saffir-Simpson de un máximo de 5, se degradó a tormenta tropical el jueves.

La cifra de las personas fallecidas se dio a conocer este jueves durante una reunión con funcionarios de diversas agencias gubernamentales en el Centro de Operaciones de Emergencia del estado, en la que se informó sobre los extensos daños causados por Michael, así como los planes de búsqueda y rescate de personas y de recuperación.

Las autoridades no suministraron detalles de las víctimas, pero el miércoles la sargento Anglie Hightower, portavoz del Departamento de Policía del Condado Gadsden, informó que una de las personas es un hombre de esa zona que falleció al caer un árbol sobre su casa.

Los equipos de búsqueda y rescate planeaban aumentar los esfuerzos para investigar las zonas más devastadas por Michael, el primer huracán de categoría 4 en golpear el Panhandle de Florida desde que se tienen registros que datan de 1851, según los meteorólogos.

El objetivo, dijeron las autoridades, es localizar a las personas que pudieran estar atrapadas o heridas bajo las toneladas de escombros que dejó el huracán.

Se informó también que los guardacostas realizaron “varios rescates en Panama City, una de las áreas arrasadas por la furia de los vientos de Michael, que se convirtió en el tercer huracán más fuerte por su presión barométrica y el cuarto más poderoso por sus vientos máximos sostenidos en golpear tierra en Estados Unidos.

La Guardia Costera está realizando un operativo para llevar agua y combustible a las zonas más necesitas cerca de Apalachicola desde la capital de Florida, Tallahassee.

En cuanto al suministro de electricidad, unos 400,000 clientes siguen sin luz. Desde el Condado Leon hasta el Condado Washington, el 60 por ciento de los hogares y las empresas todavía están en la oscuridad.

“Hay una gran interrupción del servicio de internet en las áreas más afectadas”, dijo a su vez el director de Infraestructura del Centro de Operaciones de Emergencia, Danny Kilcollins.

El gobernador de Florida, Rick Scott, dijo en una conferencia de prensa que cuadrillas de expertos ya están trabajando por restaurar la electricidad y recoger los escombros.

“Manténganse alejados de las calles para que estos equipos puedan trabajar. Las calles están cerradas por su seguridad. Recuerde que no se puede tocar las líneas eléctricas caídas ni conducir en condiciones peligrosas”, advirtió Scott.

Otra de las acciones que se tomarán es abrir refugios adicionales y trasladar a las personas a áreas más seguras.

También están colocando avisos en FloridaDisaster.org sobre cuándo los residentes pueden regresar a sus hogares.

Los rescatistas planean utilizar tecnología de detección remota y una técnica de fotos geoetiquetadas para evaluar los daños e informar a los residentes sobre la situación en tiempo real.

“Esta es la primera vez que hacemos esto”, dijo Richard Butgereit, CIO de la División de Manejo de Emergencias de Florida.

El ojo del huracán tocó tierra el miércoles a unas cinco millas al noroeste de Mexico Beach, una zona con menos de 1,200 habitantes ubicada al este de Panama City. Allí descargó la furia de sus catastróficos vientos, causó inundaciones, destrozó edificaciones, arrasó árboles y derribó el tendido de electricidad.

Personas de la zona calificaron el paso del huracán como algo “aterrador”.

“Honestamente eso fue aterrador. Había mucho ruido, pensamos que las ventanas se desprenderían en cualquier momento”, dijo Viance Beu, vecino de la zona, a periodistas.


Fuente: EL NUEVO HERALD

Compartir Articulos :

Publicar un comentario