CONDADO MÁS POBRE DE LA CIUDAD DE NUEVA YORK SE OPONE ROTUNDAMENTE AL ALZA DEL SUBWAY

17 de enero de 20190 comentarios


NUEVA YORK (17 Enero 2019).- Un mes y medio después de que la Autoridad Metropolitana de Transporte (MTA) comenzara una serie de audiencias públicas para conocer la opinión de los usuarios sobre los planes para “salvar el sistema”, que incluyen un alza en las tarifas a partir de marzo, el presidente de El Bronx, Ruben Díaz Jr., encabezó este miércoles una demostración en rechazo de la propuesta.

El líder político se declaró oficialmente en contra de los posibles aumentos en las tarifas de la MetroCard, durante una rueda de prensa realizada a las afueras de la estación de la calle 149-Grand Concourse, uno de los centros de tránsito más concurridos del ‘Condado de la Salsa’.

La MTA presentó dos propuestas de alza de la tarifa del transporte público, y aunque no ha dicho cuándo se tomará una decisión, se espera que la votación final se realice este mes.

“La MTA está agregando una mayor carga para los neoyorquinos, nuestros residentes de la clase trabajadora, al subir las tarifas en el transporte público”, dijo Díaz Jr., agregando que “continuamos pagando cada vez más por cada vez menos servicio”.


El Bronx es el condado más pobre de la Gran Manzana, donde, de acuerdo con un reporte del Contralor estatal, el ingreso medio por hogar fue de $37,500 en 2016, mucho más bajo que otras zonas del área tri-estatal. Además, la tasa de pobreza de los hogares llega casi al 29%, con un preocupante nivel de pobreza infantil de más del 40%, siendo ambos porcentajes mucho más altos que el resto de la ciudad.

“El sistema actual simplemente no funciona, y los pasajeros están enfermos y cansados de que se les pida que gasten más dinero en un servicio deficiente y deplorable”, indicó Díaz Jr. “Nos paramos al unísono, exigiendo que no haya una nueva subida de tarifas en un futuro próximo”.

Para líder político, la conversación sobre alzas en tarifas solo es posible si “arreglan el servicio, arreglan los trenes para que funcionen a tiempo, y arreglan los autobuses”.

Control de la MTA a NYC

El mandatario de El Bronx, junto a su padre y concejal Ruben Díaz Sr., y los asambleístas Nathalia Fernández y Víctor Pichardo, también exigió una reorganización de la MTA para que se le otorgue más control a la Ciudad del transporte público local. Los funcionarios electos exigieron que la agencia sea manejada por las autoridades municipales de la Gran Manzana.


Durante la demostración, Diaz Jr., y los otros funcionarios electos, hicieron un llamado de atención a los demás neoyorquinos para que también exijan que el control de la New York City Transit regrese a las manos del gobierno de la Ciudad de Nueva York, algo que era usual antes de la creación de la MTA en la década de 1960.

“Durante demasiado tiempo hemos visto un juego de papas calientes entre Albany y la Ciudad de Nueva York en lo que respecta a nuestro sistema de autobuses y metro”, dijo Díaz Jr. “Es hora de que la Gran Manzana acepte el control de esta papa caliente y que Albany dé un paso atrás y modifique la ley para dar a la Ciudad el poder necesario para solucionar el problema y controlar su propio sistema de transporte público”.

Y aunque la MTA no se refirió al pedido de volver a ser controlada por la Ciudad, sí dejo ver que en cuanto al plan de aumento de tarifas, la agencia parece seguir a bordo. El director financiero Robert Foran, advirtió que los déficits presupuestarios de la MTA alcanzaran niveles preocupantes en los próximos años: $510 millones en 2020, $816 millones en 2021 y $991 millones en 2022, una situación que, según aseguró, será difícil manejar para la agencia sin nuevos, sostenibles y confiables flujos de ingresos recurrentes en el futuro.

“Sin ingresos recurrentes adicionales en el corto plazo, las opciones futuras serán incluso más reducciones de servicios, reducciones de personal y/o aumentos adicionales de tarifas y peajes”, indicó Foran.



Por JOSÉ MARTÍNEZ/Edlp



Compartir Articulos :

Publicar un comentario