EN VISITA SOPRESA A SANCTI SPÍRITUS, PRESIDENTE CUBANO: "TENEMOS QUE LOGRAR UN DESARROLLO ARMÓNICO Y SOSTENIBLE"

17 de enero de 20190 comentarios


LA SIERPE, Sancti Spíritus (17 Enero 2019).– «Aquí no puede haber tiempo malo», aseguró el Presidente cubano Miguel Díaz-Canel Bermúdez al ponderar el crecimiento productivo, la diversificación, la eficiencia y la competitividad que alcanza la Empresa Agroindustrial de Granos Sur del Jíbaro, de este territorio.

El Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros la calificó como un ejemplo de empresa estatal socialista eficiente, donde están presentes las ideas de Fidel, quien concibió e impulsó de manera personal la creación de la arrocera espirituana a mediados de los años 70 del pasado siglo.

«Hay mucho que aprender aquí», reiteró el mandatario en el contexto de una visita gubernamental iniciada este miércoles a la provincia de Sancti Spíritus, donde también llamó a despertar la vocación exportadora de los empresarios; a lograr encadenamientos productivos con el turismo, el sector no estatal, la inversión extranjera y el resto de la economía nacional y a enfrentar los problemas con soluciones científicas.

Díaz-Canel recorrió la finca de alimento animal nacida en fecha reciente en una zona aledaña a la llamada Sierpe Vieja, un feudo de 164 hectáreas dedicado al fomento de especies como la caña, el king grass, la morera, la titonia y la moringa, entre otras, que allí mismo son procesadas para asegurar la proteína a los rebaños vacunos o de otro tipo en Sur del Jíbaro; una entidad que, además de ser de las mayores y más eficientes productoras de arroz en el país, aportó el pasado año más de 5,7 millones de litros de leche y unas 3 100 toneladas de carne.

El ingeniero Orlando Linares Morell, director general de Sur del Jíbaro, explicó al Presidente que la actual Empresa Agroindustrial de Granos es el resultado de la fusión de la antigua arrocera, primero con la Pecuaria Ceba Sur (1998) y luego con la Agropecuaria de La Sierpe y el antiguo CAI 7 de Noviembre, integración que devino una gran empresa –en torno a ella conviven 15 unidades empresariales de base, cinco unidades básicas de producción cooperativa (UBPC) y siete cooperativas de créditos y servicios– capaz de vender el pasado año más de  580 millones de pesos, con 8,5 millones de utilidades.

«Esta es la empresa estatal que hay que defender», sostuvo Díaz-Canel en diálogo con parte del colectivo de trabajadores y directivos de la minindustria de frutas y vegetales ubicada en la zona de El Recurso, donde saludó la manera endógena con que gestionan el desarrollo.

Acompañado por Deivy Pérez Martín, primera secretaria del Partido en Sancti Spíritus; Teresita Romero Rodríguez, presidenta de la Asamblea Provincial del Poder Popular, y Gustavo Rodríguez Rollero, ministro de la Agricultura, el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros también visitó una fábrica de pienso criollo; crías en tarima de ganado ovino y caprino; el Pastoreo 32, de la UEB Botijuela, uno de 13 que han sido rescatados de los flagelos del marabú, y un lote arrocero en la UBPC Sur del Jíbaro.

Él había iniciado su recorrido por La Sierpe en el primer parque solar fotovoltaico construido en esta provincia (ya suman cinco), que desde el 13 de mayo de 2016 –fecha en que fue sincronizado– hasta hoy ha generado 4 634 MegaWatts y por la eficiencia y la estabilidad con que viene trabajando pudiera acortar en casi cinco años el tiempo previsto para recuperar la inversión.

«Esta escuela es un sueño», le respondieron al mandatario los vecinos de la comunidad La Ferrolana, cuando él indagó por la primaria José Martí, un centro Vanguardia Nacional, Premio del Barrio, que acoge a 146 niños de zonas rurales, donde Díaz-Canel, acompañado por la ministra de Educación Ena Elsa Velázquez Cobiella, ya había intercambiado con maestros, alumnos y muy especialmente con su director, Pedro Figueroa Valdés, formado también en aquellas mismas aulas.

Díaz-Canel comentó que recientemente el Consejo de Ministros aprobó el Plan director de desarrollo local, el que es necesario organizar y defender en cada territorio. En Trinidad, como en todo el país, tenemos que lograr un desarrollo armónico y sostenible, reflexionó. Foto: Estudios Revolución

Al pueblo que en diferentes puntos de esta ciudad lo esperaba, habló el Presidente cubano con cariño y franqueza. «Conocemos los problemas que tiene el territorio, por eso estamos aquí, para ayudar entre todos a resolverlos», les explicaba.

«Las dificultades no se van a resolver de golpe, pero tenemos conocimiento de ellas y a cada una iremos dando solución en la medida que las posibilidades económicas del país así lo permitan».

«Ninguna de las deficiencias existentes se ha escondido en esta visita», comentaba Díaz-Canel una y otra vez a la población. «Hemos hablado de ellas y ahora nos toca, entre todos, trabajar para irlas resolviendo».

Trinidad es bellísima, una joya cultural, patrimonial e histórica, por eso tenemos que defenderla y preservarla juntos, para juntos hacer de ella una ciudad cada vez más bonita y ordenada. «Esta es una ciudad bellísima, y es de ustedes, de Sancti Spíritus, de Cuba y también de la humanidad».

La intensa agenda vespertina de trabajo del Presidente en este municipio incluyó la visita al establecimiento factoría Santa Ana, un complejo de la cadena extrahotelera Palmares que agrupa, entre otros, servicios de cervecería, tiendas, cafetería, buffet y bar.

En diálogo con sus trabajadores, Díaz-Canel se interesó por conocer sobre la variedad de los servicios y la acogida de los mismos por la población, las condiciones de trabajo, el vínculo con el sector no estatal de la economía y otros.

Hasta la Casa Malibrán, edificación que acoge al Centro de Documentación de la Oficina del Conservador, llegó luego el mandatario cubano.

Acompañado por varios ministros, conoció sobre las principales acciones de conservación patrimonial que se desarrollan en el área del centro histórico urbano y también en la periferia de la ciudad, donde existen varias edificaciones de elevado valor patrimonial.

Según se explicó, en todo momento se han respetado los valores del patrimonio de plazas, plazuelas, espacios urbanos, fortificaciones, viviendas, pero sin dejar de insertarse en el desarrollo del territorio.

Todo lo hecho aquí guarda además una estrecha relación con el desarrollo turístico, refirió el ministro de Turismo, Manuel Marrero. De igual manera, se ha logrado fomentar y desarrollar un trabajo armonioso entre los sectores estatal y no estatal de la economía, lo cual, indiscutiblemente tributa al desarrollo futuro del país.

En particular acerca del desarrollo turístico, el delegado provincial del sector, Reinier Rendón, aseguró que en la actualidad cuentan con más de 3 000 habitaciones, entre las del sector no estatal y el estatal.

Hizo referencia, además, a las proyecciones del polo turístico, muy vinculadas con el desarrollo económico del país, para lo cual urge concretar encadenamientos productivos con la agricultura que den respuesta a las necesidades propias del turismo.

El Presidente, al indagar sobre el problema con el abasto de agua que afecta al territorio, se le explicó por parte de las autoridades del gobierno municipal que es una de las principales dificultades que hoy aqueja a la población; y para darle solución se trabaja en la inversión del nuevo acueducto del  municipio, incluida la periferia, aunque es en la ciudad donde está el mayor problema.

También inquirió sobre el estado de los viales rurales, otra de las principales dificultades que aqueja a la población de Trinidad; la situación del autoabastecimiento local de alimentos; la recogida de desechos sólidos; y el estado de las instituciones de salud del municipio.

A su salida de los diferentes lugares lo esperaba siempre el pueblo, que una y otra vez le agradecía por hablarle claro y depositar en ellos tanta confianza.

Entre aplausos, fotografías y vivas a Fidel, los trinitarios ratificaban entonces al Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros el compromiso de acudir el próximo 24 de febrero a las urnas para dar un sí por la Revolución, un sí por Cuba, que es a fin de cuentas un sí por el pueblo cubano.


Compartir Articulos :

Publicar un comentario