EL PAPA FRANCISCO RETIRA INSISTENTEMENTE LA MANO PARA EVITAR QUE LOS FIELES BESEN SU ANILLO EPISCOPAL

26 de marzo de 20190 comentarios


CIUDAD DEL VATICANO (26 Marzo 2019).- Parece que no le hace mucha gracia al papa Francisco que le besen el anillo episcopal. Al menos eso se deduce del video de este lunes en que el pontífice evita que lo hicieran los fieles que se le acercan al término de una misa.

En la grabación, filmada por la cadena italiana TGCOM 24 durante su visita al santuario de la Santa Casa en Loreto (Italia), la máxima autoridad de la Iglesia católica retira, una y otra vez, para impedir a los fieles que le besen la mano. Y no es la primera vez que ocurre durante su papado.
El anillo episcopal (o del Pescador) es uno de los símbolos tradicionales de la autoridad papal.

El atributo, mencionado por primera vez en el siglo VII, se hizo indispensable hacia el siglo XII. Desde esta época se crea un nuevo anillo para cada papa, el cual se destruirá después de la muerte del pontífice.

En el plano simbólico, el anillo encarna el matrimonio espiritual del papa con la Iglesia. Lo describen bien las palabras que le dicen durante la consagración episcopal: "Recibe este anillo, signo de fidelidad, y permanece fiel a la Iglesia, esposa santa de Dios".

El beso al anillo del Pescador, conocido también por su nombre italiano, 'baciamano', es una tradición que simboliza la pleitesía ante la figura del papa, máximo representante de la Iglesia católica.
¿Por qué el papa Francisco rechaza el gesto?
Como dice Edward Pentin, vaticanista y corresponsal en Roma del periódico estadounidense National Catholic Register, no es la primera vez que el pontífice retira la mano ante un laico que quiere besar el anillo del Pescador.

"Es algo que ha hecho bastante regularmente durante su pontificado, aunque no tan insistentemente como hoy", señala Pentin.



Fuente: ACTUALIDAD RT

Compartir Articulos :

Publicar un comentario