ARABIA SAUDÍ AHORCA JOVEN DE 18 AÑOS QUE PROTESTÓ CONTRA EL GOBIERNO CUANDO TENÍA 13

13 de junio de 20190 comentarios


RIAD (13 Junio 2019).- Arabia Saudí está bajo la lupa de la comunidad internacional tras la polémica que suscitó la posible ejecución de un joven opositor de 18 años que fue arrestado cuando era menor de edad, dijo este jueves Leen Hashem, miembro del equipo de Oriente Próximo de Amnistía Internacional (AI).

"Las autoridades saudíes deberían saber que la comunidad internacional está vigilando y supervisando la situación para que de los pasos correctos y respalde la protección de los derechos humanos en el reino", explicó Hashem.

AI denunció el pasado 7 de junio que la Fiscalía saudí pidió la pena de muerte para un joven de 18 años, Murtaja Qureiris, que fue arrestado cuando tenía 13 años y está acusado por cargos que incluso se remontan a cuando tenía solo 10 años.

El joven está acusado de participar "en protestas antigubernamentales, asistir al funeral de su hermano Ali Qureiris, que fue asesinado en una protesta en 2011, unirse a una organización terrorista, tirar cócteles Molotov contra una comisaría de policía y disparar a las fuerzas de seguridad", dice el gobierno de Riad.

Hashem apuntó que todavía desconocen la fecha del próximo juicio en el que se puede sentenciar a Qureiris a la pena capital. Este caso provocó reacciones internacionales.

El Parlamento austríaco exigió ayer el cierre del Centro Internacional de Diálogo Interreligioso Rey Abdullah Bin Abdulaziz (Kaiciid), situado en Viena, en caso de que se ejecute al joven opositor.

No obstante, Hashem cree que "la comunidad internacional no está haciendo lo suficiente" contra "el incremento, incluso el empeoramiento de la represión contra los defensores de los derechos humanos" en el país ultraconservador.

Casos como el del periodista disidente, Jamal Khashoggi, que fue estrangulado y descuartizado, hacen que oenegés de DD. HH. vigilen de cerca a Arabia Saudí.

"La comunidad internacional tiene que enviar un mensaje de que los derechos humanos son igual de importantes que la economía y la política", arguyó, y agregó que con esa atmósfera, "las autoridades saudíes sienten que tienen impunidad".

Al igual que en otros casos que han saltado a la luz pública, Arabia Saudí podría ceder ante la comunidad internacional y aceptar sus demandas, tal y como afirman las ONG que supervisan los derechos humanos en el país desde el exilio.

"No puedo esperar ni predecir lo que Arabia Saudí hará", dijo Hashem al destacar que el Gobierno saudí es "impredecible" y que el pasado 23 de abril anunció la ejecución de 37 personas, una de ellas crucificada, y entre ellas miembros de la comunidad chií, perseguidas en el reino.

La comunidad internacional no está haciendo lo suficiente contra el incremento (...) de la represión

Compartir Articulos :

Publicar un comentario