RICKY MARTIN CAUTIVA CON SU ESPECTÁCULO

7 de febrero de 20200 comentarios

SAN JUAN, Puerto Rico (7 Febrero 2020).- La entrega musical del astro puertorriqueño Ricky Martin brilló en la noche del viernes en el Coliseo de Puerto Rico José Miguel Agrelot mostrando su compromiso de ofrecer mucho más que solo éxitos sobre un escenario.
La puesta musical del primero de tres conciertos de su Movimiento Tour en Puerto Rico, donde comienza su gira internacional, incluyó un montaje con un elaborado juego de luces con tecnología avanzada, vistosas coreografías y variados elementos de utilería para complementar cada secuencia musical.
Con un lleno total, el encuentro con la fanaticada en el primero de sus tres conciertos en el recinto comenzó a las 9:30, cuando apareció con su séquito de baile, para dar paso a la interpretación de Cántalo, cuya versión original interpreta con Bad Bunny y René Pérez, quienes hicieron su colaboración a través de la pantalla gigante de fondo.
El repertorio de cerca de 20 temas, que se repartió en cuatro intermedios que se sumaron al opening, logró inyectar una buena dosis de entusiasmo y nostalgia en la concurrencia. Con Isla bella lució el amor patrio, a la par que en la pantalla de fondo se mostraban imágenes de puntos turísticos de Puerto Rico. También, con sabor del ritmo de los panderos durante su presentación de Pégate.
“Muchos meses, semanas trabajando muy fuerte en este espectáculo, y no tengo planificado nada de lo que voy a decir. Voy a hablar con el corazón”, dijo el intérprete, “de las cosas que me alegran. Estoy aquí para ustedes esta noche. Vamos a pasarla bien”, aseguró Ricky, quien presentó su show One World Tour en el coliseo en 2016.
“Voy a dejar mi alma en el escenario. Se los prometo. De aquí nos vamos a muchas partes del mundo, lo que puedo decir es que me llevo a Puerto Rico en mi corazón”, agregó el padre de los gemelos Matteo y Valentino (11 años), Lucía (1 año) y Renn, cuyo nacimiento fue dado a conocer a finales de octubre pasado.
“Puerto Rico tiembla, pero a Puerto Rico nada nos tumba”, resaltó haciendo referencia a los movimientos telúricos de este año. “Aquí tienen lo mejor de mi música. Que lo disfruten”, mencionó antes de interpretar el sencillo Tiburones.
El éxito La bomba sirvió al propósito de honrar el sabor tropical. “¿Qué pasa? Aquí nadie baila, o qué?”, preguntó con una amplia sonrisa mientras daba sus pasos de salsa.
Para la vistosa presentación de Living la vida loca y de Shake your Bon-bon se inspiró en los días de su residencia All In en la ciudad de Las Vegas, que tuvo su debut en 2017.
El intermedio acústico, el más aplaudido y coreado, lo separó para los clásicos A medio vivir, Fuego contra fuego, Fuego de noche, nieve de día y Te extraño, te olvido, te amo. Para Tu recuerdo se hizo acompañar del cuatrista Christian Nieves.
Éxitos como Bombón de azúcar y Vuelve lograron desatar la euforia en la fanaticada, que los recibió con júbilo desde los primeros acordes.
El derroche de sensualidad resaltó con los movimientos de caderas y la galantería del artista de 48 años, quien no apartó la imagen sofisticada que lo distingue a través de los continuos cambios de ropa.
El cierre de la velada musical estuvo a cargo del pegajoso tema Vente pa’ca, que logró impartir una dosis de energía al público que se preparaba para despedirlo.
Cabe destacar que momentos antes del show, el gerente general del Choliseo, Eduardo Cajina, presentó el banderín oficial dedicado al astro por la venta de 19 funciones desde 2006, para un total de 260 mil boletos.
El espectáculo de la gira que tiene proyectada cerrar en abril en Acapulco, México, repetirá mañana y el domingo en el recinto.


Por ROSA ESCRIBANO CARRASQUILLLO/Primera Hora






Compartir Articulos :

Publicar un comentario