NICOLÁS MADURO ORDENA DETENER A JUAN GUAIDÓ Y SUS SEGUIDORES

15 de diciembre de 20190 comentarios


CARACAS (16 Diciembre 2019).- El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, aseguro que se ha activado una orden de arresto contra todos los involucrados en una operación terrorista, que calificó como "conjura sangrienta", desvelada este sábado y que dijo que estaba liderada por los opositores Juan Guaidó y Leopoldo López.

"El viernes en la tarde-noche se activaron las órdenes judiciales y de la Fiscalía para capturar a los involucrados en esta conjura sangrienta", dijo al intervenir en un acto en la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), integrada solo por chavistas, en la que señalo directamente a López y su "subordinado", Guaidó, de encabezarla.


Pese a que en ese momento no se refirió de forma directa a ninguno de los dos sino a los integrantes del grupo, inmediatamente antes acusó a López, "un monstruo fascista", de estar detrás de la conspiración.

"Leopoldo López, un monstruo fascista, psicópata, que ha estado 20 años detrás de todos los hechos golpistas, violentos, siempre. Lleva la violencia en la sangre, es un enfermo mental de la violencia y un ladrón además", aseguró el gobernante durante el acto en que se conmemora el 20 aniversario de la Constitución venezolana.

A continuación se preguntó "¿quién está detrás de esto?" y respondió que es "su subordinado, Juan Guaido, personalmente", así como el gobierno de EE.UU.

La conjura fue desvelada originalmente este sábado por el ministro de Comunicacion, Jorge Rodríguez, quien informó que los organismos de seguridad habían desarticulado un plan terrorista encabezado por López -que en la actualidad está en calidad de huésped en la residencia del embajador español en Caracas-, Guaidó y el gobierno del presidente colombiano, Iván Duque.

Según Rodríguez, los participantes de la operación pretendían atacar dos cuarteles militares este domingo, así como generar acciones violentas en seis estados.

Maduro completó este domingo esos datos y agregó que dichos ataques iban a tener lugar "en varias ciudades del país para provocar un baño de sangre militar, popular y ensombrecer y bañar de sangre las navidades y las festividades del pueblo de Venezuela en este 2019".

Frente a ello, aseguró que "gracias a la cooperación civil, policial y militar" lograron detectar y desactivar el plan.

En este sentido, reveló que el viernes la Cancillería recibió una llamada del encargado de negocios de la Embajada de EE.UU. ante Venezuela, que opera de forma virtual, James Story, a quien acuso de ser el "encargado de la conspiración".

Según Maduro, Story llamó al vicecanciller, Carlos Ron, durante un confuso incidente producido en la noche de este viernes alrededor de la diputada suplente Yanet Fermín, también acusada por Rodríguez de estar involucrada en la conjura, en cuyo domicilio se presentaron varios agentes aunque finalmente no fue detenida.

Por eso, se mostró sorprendido por el hecho de Story se preocupara así por "una diputada suplente, una diputada gris que no le conocen en su casa".

En su opinión "la desesperación" llevó a la Administración de Estados Unidos "a cometer errores" al preocuparse por Fermín, lo que considera que prueba la relación de ese gobierno con la conjura.

Guaidó, actual jefe de la opositora Asamblea Nacional, se declaró en enero presidente encargado de Venezuela. Luego de que Washington lo reconoció, Maduro rompió las relaciones bilaterales y ordenó el regreso de todo su personal diplomático de Estados Unidos. El Departamento de Estado también concluyó el retiro de su personal en Caracas. Desde 2010 ambos países no han intercambiado embajadores.

Para presionar a Maduro a que deje el poder, Washington ha aplicado una serie de sanciones, incluyendo a la corporación estatal Petróleos de Venezuela S.A. -principal fuente de divisas del país-; al propio Maduro, a sus más cercanos colaboradores y a una serie de empresarios acusados de formar parte de una amplia red de corrupción.

Además de Estados Unidos, al menos otros 50 países reconocen a Guaidó como el gobernante legítimo de Venezuela, ya que consideran fraudulenta la reelección de Maduro en mayo del 2018 debido a que no se autorizó la postulación de populares líderes opositores.

Desde que asumió el gobierno en el 2013, Maduro, el heredero político del fallecido presidente Hugo Chávez, ha denunciado en varias oportunidades que ha enfrentado varios complots y acciones de sabotaje. Sus críticos han desestimado las denuncias, argumentando que el gobernante las utiliza para desviar la atención de la grave crisis política y económica que azota al país.

Compartir Articulos :

Publicar un comentario