GARY SÁNCHEZ EL MEJOR RECEPTOR DE LA DIVISIÓN ESTE DE LA LIGA AMERICANA

10 de enero de 20200 comentarios


NUEVA YORK (10 Enero 2020).- Durante las próximas semanas, MLB.com publicará un análisis con los mejores jugadores de cada posición en cada división, empezando esta semana con los receptores.

A continuación, les dejamos un breve análisis de los equipos que, según los reporteros de MLB.com, tienen la mejor situación en la receptoría para el 2020.

Este de la Liga Americana: Yankees

El dominicano Gary Sánchez, a pesar de tener altos y bajos en el 2019, fue convocado por segunda vez al Juego de Estrellas. Lideró a todos los receptores de las Grandes Ligas con 34 jonrones, pero sólo disputó 106 juegos debido a lesiones en la ingle y la pantorrilla izquierda. Aunque esos números ofensivos representaron un repunte tras una terrible temporada 2018 en la que bateó .186, los problemas defensivos de Sánchez siguieron siendo tema de conversación. El careta de 27 años vio pasar 37 pasbols o wild pitches, además de cometer 15 errores, la mayor cantidad entre los receptores de las Mayores. Pero a pesar de esos problemas, sigue siendo uno de los mejores bateadores entre los defensores de su posición y debería volver a jugar un rol clave en los Yankees.

Central de la Americana: Medias Blancas

Los Medias Blancas fueron ampliamente aplaudidos cuando firmaron al cubano Yasmani Grandal por cuatro años y US$73 millones en noviembre. Grandal viene de tener la mejor temporada de su carrera con los Cerveceros, dejando marcas personales en jonrones (28), carreras empujadas (77), anotadas (79), hits (126), OBP (.380) y OPS (.848). También ayuda mucho que James McCann vaya a regresar como segundo receptor del equipo después de ir al Juego de Estrellas el año pasado, campaña en la que sacó 18 vuelacercas.

Oeste de la Americana: Astros

Esta fue una de las divisiones más difíciles de evaluar. Los Atléticos tienen probablemente el mayor potencial en la receptoría, con el novato Sean Murphy (3er mejor prospecto de Oakland) listo para retomar el paso tras sus impresionantes primeros 20 juegos en septiembre. Los Marineros, por su parte, recibieron una grata sorpresa con el aporte de Tom Murphy y Austin Nola, mientras que los Angelinos firmaron al veterano Jason Castro y los Rangers llegaron a un acuerdo para reunirse con el venezolano Robinson Chirinos, según le dijo una fuente a MLB.com.

Sin embargo, nos quedamos con los Astros, que firmaron al puertorriqueño Martín Maldonado por dos temporadas en diciembre. El boricua es uno de los mejores receptores defensivos de la Gran Carpa y además hay que sumarle a Dustin Garneau, a quien el club firmó en noviembre, y al prospecto Garrett Stubbs, que podría quedarse con el club grande como tercer careta.

Este de la Liga Nacional: Filis

J.T. Realmuto no sólo es el mejor receptor de la División Este de la LN, sino probablemente el catcher más completo de todo el béisbol. El jugador de 28 años fue llamado por segunda vez al Juego de Estrellas en el 2019, campaña en la que también obtuvo su segunda Bate de Plata seguido y su primer Guante de Oro. Realmuto impuso topes personales en jonrones (25), carreras empujadas (83), dobles (36), anotadas (92), boletos (41) y slugging (.493) en su año de estreno con los Filis. Además sacó a 43 corredores robando, 16 más que cualquier otro receptor.

Central de la Nacional: Cachorros

El venezolano Willson Contreras se ha convertido en uno de los mejores catchers del juego, ganándose un puesto en el Juego de Estrellas en cada una de las últimas dos temporadas. El jugador de 27 años bateó 24 jonrones en el 2019, la mayor cifra de su carrera, y también puso marcas personales en slugging (.533) y OPS (.888). Además de Contreras, los Cacharros tienen un muy capaz segundo careta como el puertorriqueño Víctor Caratini y un prometedor joven como el panameño Miguel Amaya (prospecto Nro. 2 del club).

Los Dodgers confían al máximo en Will Smith, el jugador de 24 años que se ganó el puesto de regular a finales de julio y no lo soltó más. El novato bateó 15 jonrones en tan solo 54 juegos en las Grandes Ligas, además de los 20 que pegó para Triple-A Oklahoma City, y cerró el año con .907 de OPS. Tuvo un bajón en septiembre (.175) y la postemporada (de 13-1), pero su potencial es suficiente para decantarnos por los Dodges en esta división.

Compartir Articulos :

Publicar un comentario