LA DOMINICANA ANA JULIA PERMANECIÓ TRES HORAS Y 19 MINUTOS EN LA FINCA DONDE MATÓ AL NIÑO GABRIEL

13 de septiembre de 20190 comentarios


ALMERÍA, España (13 Septiembre 2019).- El coronel jefe de la comandancia de Almería, Arturo Prieto Bozec, ha ratificado este viernes ante el jurado popular que juzga a Ana Julia Quezada, única acusada por el asesinato de Gabriel Cruz, que la búsqueda del menor costó 200.203,38 euros, en una valoración de “mínimos”.

Bozec ha sido el primero de los testigos de la sesión de este viernes, la cuarta desde el inicio del juicio. Una sesión en la que uno de los guardias civiles especializado en el análisis de los posicionamientos telefónicos el día del crimen y confirmó que la acusada permaneció en el interior de la finca de Rodalquilar tres horas y diecinueve minutos. Un tiempo en el que Ana Julia Quezada ya contó en el momento de su declaración que dedicó, tras matar al pequeño, a ocultar su cadáver, vagar en el interior de la casa sin saber qué hacer, liarse cigarros para fumar y pintar una puerta y el exterior de una lavadora.

En cuanto al dispositivo de búsqueda del menor, Bozec ha manifestado que el servicio supuso una “implicación de un montón de unidades diferentes por el hecho de ser un niño”. Advirtió al jurado de que el informe era de “mínimos, el mínimo coste y en base a cantidades fácilmente justificables”, dando a entender que el coste real fue mucho más elevado. “Habría otros conceptos que se podrían contemplar pero difícilmente cuantificables”, ha apostillado, precisando que la intención es que fuera “muy objetivo”.

Los técnicos de la comandancia tuvieron en cuenta para el informe el tiempo invertido por el personal a razón de una jornada laboral de siete horas y media, los gastos de alojamiento y manutención, de acuerdo a lo que menos cobra cada guardia civil según la escala a la que pertenece. También se recogen las indemnizaciones por servicios, el consumo de vehículo de combustible, pero no su uso y mantenimiento, algo que sí se ha tenido en cuenta en los helicópteros, y también los de combustible de dos pequeñas embarcaciones que utilizaron los buzos de la Guardia Civil durante la búsqueda.

Por último, se incluyen gastos de cuadras y perreras para los canes y caballos que también participaron en la búsqueda de Gabriel los once días que duró el dispositivo, hasta la detención de Ana Julia. El coronel ha advertido de no se ha tenido en cuenta la posible pérdida de seguridad que sufrió en la zona al “enfocar todos los servicios de seguridad en la búsqueda e investigación en lugar de a servicios de prevención”.




Fuente: LAVANGUARDIA.COM

Compartir Articulos :

Publicar un comentario