JUEZ CONOCERÁ ESTE MARTES COERCIÓN A TRES EMPRESARIOS ACUSADOS DE EVADIR EL PAGO DE 2,186 MILLONES DE PESOS

16 de diciembre de 20190 comentarios


SANTO DOMINGO, República Dominicana (16 Diciembre 2019).- El juez José Alejandro Vargas, de la Oficina de Atención Permanente del Distrito, conocerá este martes, a las 11 de la mañana, el conocimiento de medida de coerción en contra de los tres ejecutivos de la empresa Dupuy Barceló que fueron arrestados el pasado viernes, por el Ministerio Público,acusados de defraudación tributaria, elaboración de comercio clandestino de productos gravados, falsedad de las declaraciones juradas y de escritura de comercio, así como asociación de malhechores y lavado de activos.

Según un documento de la Oficina del Ministerio Público para asuntos investigativos de la Dirección General de Impuestos Internos (DGII), al que tuvo acceso Diario Libre, José Antonio Barceló Larroca, Michael Wayne Dupuy Barceló y Robert Alexander Dupuy Barceló, gerente y propietarios, habrían defraudado al Estado dominicano con más de 2,186 millones de pesos generados por impuestos, recargos e intereses.

Según dice el texto suministrado por el Ministerio Público, para realizar el fraude, los empresarios habrían recurrido a asociase con contables, asesores y otros accionistas de la empresa.

Para realizar la detención de los empresarios, la Fiscalía del Distrito Nacional habría llevado a cabo varios allanamientos en las pasadas semanas a propiedades de los detenidos, de donde se confiscó decenas de documentos.

Según el Ministerio Público, los tres funcionarios son responsables de facturar a terceros con un valor superior a lo reportado por la transacción a la DGII, evidenciado en los pagos bancarios realizados por sus clientes. Declaración de pasivos inexistentes, es decir declaración de supuestas deudas contraídas por los accionistas de la empresa, que al ser contrapuestas con los ingresos de las ventas de las empresas, reducen la base imponible de los impuestos a pagar.

Otro de los puntos enumerados por la entidad en la acusación, es la salida de materia prima no justificada, en este caso botellas de producto terminado, las cuales eran movilizadas sin sustentos sobre su destino, lo cual constituye “evidentemente venta paralela de productos de alcohol no declaradas”, resalta el documento.

También trata la diferencia de alcohol por más de 126,719.94 litros, lo cual no fue plasmado en los formularios de producción de alcohol, los cuales son controles que requiere la DGII.

Compartir Articulos :

Publicar un comentario