EMERGENCIA SANITARIA: ESTADOS UNIDOS SE PREPARA PARA SU PEOR SEMANA: “EL PEARL HARBOR DEL SIGLO XXI”

0 comentarios

WASHINGTON (6 Abril 2020).- Guste más o más o menos, el lenguaje bélico para describir la contienda epidemiológica global se impone en todo el planeta. Estados Unidos, con 312.000 contagios confirmados de la Covid-19, es ya el país del mundo con más casos. 
El virus avanza sin freno por todo el país y desde la Casa Blanca han recurrido a épicas comparaciones, transmitidas por uniformados, para preparar a los estadounidenses de cara a lo que se avecina en los próximos días. 
“Esta semana va a ser nuestro momento Pearl Harbor. Va a ser nuestro 11-S, el momento más duro y más triste de las vidas de muchos americanos”, advirtió ayer el director general de Salud Pública, el general Jerome Adams, en varias entrevistas matutinas en televisión.
La evolución del coronavirus ha sido tan rápida o más que en otros países. Las medidas se han adoptado de forma gradual y con desigual intensidad según cada estado. El virus ha dejado por el momento más de 9.130 defunciones y las cifras siguen en fase de aceleración. Hace una semana perdían la vida como consecuencia de la Covid-19 unas 500 personas al día. Sólo este sábado, morían 1.336. En Nueva York, foco nacional de la epidemia, el total de fallecidos se eleva a 4.159. En el ataque a Pearl Harbor, murieron 2.403 personas. En los atentados terroristas del 2001, 2.996.

“Todos tenemos que ser Rosie la Remachadora y hacer nuestra parte”, pide el jefe de Salud Pública


“Tenemos que entender que, si de verdad queremos aplanar la curva y ponernos por delante, todo el mundo debe hacer su parte. El 90% de los americanos lo está haciendo, incluso en los estados donde no tienen orden de quedarse en casa”, afirmó Adams. Ayer había todavía casi una decena de estados del Medio Oeste y el Sur, en general poco poblados, que no habían ordenado el confinamiento ni el cierre de los negocios no esenciales.
“Gobernadores, si no podéis darnos 30 días –les imploró el director general de Salud Pública en alusión a la duración de las recomendaciones de distanciamiento social de la Casa Blanca, que cumplen a finales de este mes– dadnos una semana, lo que podáis, para que vuestros hospitales no se colpasen”.
Todo el mundo debe entender que “tenemos que ser Rosie la Remachadora, que todos tenemos que hacer nuestra parte”, concluyó Adams citando uno de los iconos culturales de EE.UU. y del feminismo. Representada mostrando su bíceps con una camisa azul y un pañuelo de lunares rojos con la leyenda ¡Podemos hacerlo! , Rosie the Riveter encarnó la fortaleza de las mujeres durante la Segunda Guerra Mundial, cuando tuvieron que asumir tareas antes reservadas a los hombres y otras nuevas en las fábricas y la sociedad.
Aunque en algunos puntos del país, como Nueva York, las cifras de nuevos contagios y hospitalizaciones se están ralentizando y se espera que lleguen a su pico esta semana, como también en Detroit y Nueva Orleans, en el resto la curva sigue apuntando al norte. El área metropolitana de Washington, que además del distrito de Columbia incluye partes Virginia Maryland, podría convertirse en “el próximo Nueva York”, ha advertido el gobernador de este último Estado, 3.
Logan, republicano, fue uno de los primeros gobernadores en adoptar duras medidas contra el virus y no ha dudado en contestar con un rotundo “no es verdad” cuando el presidente Donald Trump ha dicho,por ejemplo, que el problema de la escasez de tests de diagnóstico está resuelto. Estados Unidos, donde el primer caso de coronavirus –un viajero procedente de Wuhan– se detectó a la vez que en Corea del Sur, tardó 66 días en pasar de cero a 100.000 contagios confirmados. Los siguientes 100.000 casos se registraron en apenas cinco días. Los siguientes 100.000, en dos.


Por BEATRIZ NAVARRO/La Vanguardia
Compartir Articulos :

Publicar un comentario